Información Gral
Viernes 28 de Abril de 2017

"Si yo no era hijo de Eduardo Aliverti no llegaba ni siquiera a juicio"

Pablo García Aliverti rompió el silencio luego de ser condenado a cuatro años de prisión por atropellar y matar a un vigilador en la Panamericana.

Pablo García Aliverti brindó una entrevista luego de la sentencia que lo condenó a cuatro años de prisión por atropellar y matar a un vigilador. En la nota insistió en su inocencia: "Una cosa es respetar en silencio el dolor ajeno y otra distinta es soportar mentiras".
"Si yo no era hijo de Aliverti no llegaba ni siquiera a juicio. Si yo no fuera quien soy, esto terminaba de otra manera, como ha pasado con muchísimos otros accidentes", advirtió García Aliverti, que es hijo del locutor Eduardo Aliverti.
"El problema fue que primero hubo un juicio mediático que me condenó y después estuvo el juicio del poder judicial, que lo siguió. Considero que los jueces no se animaron a hacer lo que dictaba el derecho estricto por las consecuencias mediáticas que se avizoraban", dijo en el reportaje con la revista Noticias.
El 17 de febrero de 2013, García Aliverti atropelló y mató a Reinaldo Rodas, un vigilador del country Mapuche que manejaba su bicicleta por el segundo carril de la Autopista Panamericana. El cuerpo rompió el parabrisas e ingresó al auto. García Aliverti manejó unos 17 kilómetros hasta la casilla de peaje con el cuerpo en el interior del vehículo.
"Entiendo que lo sorprendente y la espectacularidad puede venir por el hecho de los 17 kilómetros y se habla mucho de la lógica. 'Lo lógico hubiera sido que...'. Pero hablame de lógica cuando te entra un cuerpo al auto cuando no te lo esperás, te estalla en la cara el parabrisas y recibís un golpe en el pecho. No entiendo cómo pueden hablar de lógico sin hacer pasado un momento como ese. Yo seguí en búsqueda de ayuda. Además, una parte del cuerpo de Reinaldo quedó sobre el mío y no podía agarrar el celular que llevaban en el bolsillo", alegó.
También desmintió que haya estado borracho, pese a que el análisis arrojó que manejaba con 1,45 g/L de alcohol en sangre. "Reconocí que había tomado dos (cervezas) Corona, nada más. Y muchas horas antes de subirme al auto. Nunca se pudo acreditar que estuviera alcoholizado. Y no lo estaba", sostuvo.
"Lo que tenga que hacer, lo voy a hacer. Yo trato de pensar en que tengo dos hijas y en estar bien por ellas. Lógicamente, si un tribunal te condenó a cuatro años de prisión no podés no pensar en eso. Pero mi norte es que haya Justicia y sigo considerando que tiene que haber una absolución. Lo que diga el Poder Judicial, lo voy a cumplir. Espero no cruzarme con otras personas que no sean tan influenciables", cerró.

Comentarios