Información Gral
Viernes 23 de Junio de 2017

"Si no se escudaba, lo pongo como una media"

Tras efectuar disparos contra policías con una escopeta y herir a uno de ellos, el empresario Jorge Castillo, también conocido como El Rey de La Salada, se escudó tras su esposa e hijos en el momento del allanamiento a su residencia de la zona de Open Door, en el departamento bonaerense de Luján. Así lo señaló el oficial herido en el enfrentamiento, Carlos Javier Gómez, en un audio privado que trascendió en las últimas horas y en el que asegura a un colega que si Castillo, al que trata de "gordo hijo de puta", no se hubiera guarecido tras su esposa "lo hubiera matado". Gómez aseguró que está bien y que "no corre peligro" su ojo, mientras agradeció que no hayan sido heridos los compañeros con los que allanó la mansión del Rey de La Salada. "La mayoría de las esquirlas me las pude sacar yo porque estaban visibles. Es mentira que perdí el ojo", señaló, mientras sostuvo: "No lo maté porque se escudó detrás de la mujer y los hijos, si no lo pongo como una media".

Comentarios