Información Gral
Viernes 23 de Junio de 2017

Revelan miles de archivos secretos de una unidad antinazi de la policía chilena

La Policía de Investigaciones liberó ayer documentos del Departamento 50, su unidad de inteligencia antinazi, desde 1939

La Policía de Investigaciones de Chile (PDI) liberó ayer miles de documentos secretos del Departamento 50, su primera unidad de inteligencia encargada de desbaratar grupos de espías y de adoctrinamiento nazi que operaron en el Cono Sur en plena Segunda Guerra Mundial.

En 1939, mientras Hitler ya sembraba la supremacía nazi en Europa, iniciaba sus operaciones secretas en Chile el Departamento 50, que con 22 agentes se dedicó a combatir al Partido Nacional Socialista Alemán, instalado en el país ocho años antes y que realizaba entrenamiento paramilitar a jóvenes chilenos e invertía en propaganda para ensalzar el nazismo.

Las actividades de inteligencia del Departamento 50 -cuyo nombre surgió del anexo telefónico que la unidad tenía dentro del edificio de la Policía- concluyeron en 1945 y los registros de sus operaciones quedaron archivados bajo estricto secreto hasta ayer, cuando la PDI los entregó al Archivo Nacional para que sean de conocimiento público.

"Los jóvenes y niños de Chile merecen saber qué hizo este puñado de detectives para frenar al nazismo que irradiaba sus tentáculos en casi todo el continente (...) Estamos haciendo historia con este gesto", dijo Héctor Espinoza, director de la PDI, durante el acto de entrega.

El Archivo Nacional recibió diez grandes tomos de libros con tapa verde, que incluyen más de un millar de hojas con las investigaciones, declaraciones de imputados y testigos, fotografías e información de las operaciones, que fueron digitalizadas y subidas a la página web www.archivonacional.cl, de donde se pueden descargar.

Los documentos liberados indican que los agentes chilenos se enfrentaron a grupos de espías nazis que enviaban información mediante mensajes encriptados hasta Hamburgo, en Alemania, sobre las actividades de las Fuerzas Armadas de Chile y también sobre la circulación de barcos y movimientos de tropas de otros países por el estrecho de Magallanes.

Los agentes del Departamento 50 también pudieron detener el adoctrinamiento que los nazis realizaban con jóvenes chilenos descendientes de alemanes, aprovechando la gran migración alemana que se instaló a principios del siglo XX en el sur de Chile y de Argentina.

En la localidad de Puerto Varas (sur), se incautaron armas de grueso calibre y más de 50 mil municiones. Los detectives también desbarataron un centro de radiotransmisión y reuniones de un grupo de saboteadores nazis que fraguaba un plan para destruir el canal de Panamá.

El Departamento 50 "estableció que había dos anillos de espionaje y sabotaje" en Chile realizados por los nazis, y también diversas "filtraciones de información" en otros países de la región.

Con la entrega de estos archivos se abre la puerta a posibles nuevos hallazgos de la presencia nazi en Chile, tal como ocurrió durante esta semana en Argentina con el magnífico descubrimiento de centenares de piezas del nazismo en Buenos Aires, algunas de ellas de propiedad de Adolf Hitler.

"Recordemos que en el Cono Sur, Argentina y Chile fueron base de operaciones del régimen nazi y sin duda que aquí vamos a encontrar algunos hallazgos y obviamente señales que tal vez permitan otro tipo de investigaciones", dijo Gabriel Silver, diputado y uno de los impulsores de la liberación de los archivos.

Entidades de derechos humanos manifestaron que la desclasificación de los archivos puede ser también el primer paso para revelar otros documentos en poder de la PDI sobre la dictadura cívico militar de Augusto Pinochet (1973-1990), para investigar los secuestros, torturas, asesinatos y desapariciones de unas 3.200 personas.

Comentarios