Información Gral
Viernes 24 de Marzo de 2017

Reflotan el ferry donde murieron cientos de niños excursionistas en las costas surcoreanas

Un equipo de expertos surcoreanos elevaron hasta 8,5 metros sobre la superficie del mar el ferry Sewol, casi tres años después de que la nave se hundiera dejando unos 300 muertos, anunció el Ministerio de Océanos y Pesca en Seúl.

Un equipo de expertos surcoreanos elevaron hasta 8,5 metros sobre la superficie del mar el ferry Sewol, casi tres años después de que la nave se hundiera dejando unos 300 muertos, anunció el Ministerio de Océanos y Pesca en Seúl.

El objetivo principal de la operación, que cuesta más de 70 millones de euros, es encontrar los cuerpos de los nueve pasajeros que siguen desaparecidos. Además, tanto las autoridades como las familias de las víctimas esperan obtener más datos sobre las causas de la tragedia.

El Sewol se hundió el 16 de abril de 2014 cuando viajaba desde la ciudad de Incheon a la isla de Jeju. Tan solo se pudieron salvar 172 personas de las 476 que iban a bordo.

Los equipos de rescate encontraron 295 cadáveres dentro del barco hundido y en los alrededores. La mayoría de las víctimas eran escolares que iban de excursión.

Los investigadores descubrieron más tarde que el barco, de 146 metros de eslora, llevaba un exceso de carga. El Tribunal de Cuentas también responsabilizó del naufragio a varios funcionarios surcoreanos por corrupción y negligencia.

Tras una elevación de prueba realizada el miércoles por la tarde, se decidió recuperar el barco, de casi 7.000 toneladas, por completo.

El casco del barco oxidado y cubierto de profundos arañazos se encontraba a más de 40 metros de profundidad y ahora será elevado hasta 13 metros sobre la superficie del agua entre dos grandes plataformas flotantes con la ayuda de cables. Después será cargado en un barco de rescate.

El Sewol será llevado a un dique seco en la ciudad costera de Mokpo, donde se procederá a limpiarlo y examinarlo. El proceso de recuperación podría tardar varios días. Los preparativos ya habían comenzado en 2015. El gobierno estuvo bajo una gran presión por el accidente, al ser criticado por las insuficientes medidas de rescate. El capitán del Sewol fue condenado a cadena perpetua por homicidio después de ser acusado de abandonar el barco sin poner a salvo a los pasajeros.

Comentarios