Información Gral
Miércoles 07 de Junio de 2017

Prisión perpetua para Fernando Farré por el femicidio de su esposa

El veredicto del jurado popular que juzgó al ex empresario de 54 años fue unánime. Satisfacción de la querella, fiscales y familiares de la víctima

Un jurado popular de 12 miembros declaró ayer en forma unánime al ex empresario Fernando Farré culpable de homicidio agravado por el vínculo matrimonial, y el juez de la causa le imputó la pena de prisión perpetua por el asesinato de su esposa Claudia Schaefer.

Las fiscales de la causa y la querella habían pedido la pena máxima para Farré, de 54 años, quien asesinó de 74 puñaladas a su esposa en un country de Pilar en agosto de 2015.

"Por tratarse de un femicidio, habiendo reunido 12 votos positivos, declaramos que el acusado Fernando Gustavo Farré es culpable", leyó uno de los miembros del jurado popular.

Minutos después, el abogado de la familia de Schaefer, Jorge Sandro, confirmó que el juez Esteban Andrejín imputó a Farré la pena de prisión perpetua por el asesinato de su esposa y dispuso la privación de la patria potestad de sus hijos.

"Se ha hecho justicia plenamente", dijo a la prensa el letrado en las puertas del Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro, donde se sustanció el juicio por jurados y en cuyas paredes exteriores se colgaron carteles con la leyenda: "Emoción violenta no".

El resonante crimen ocurrió el 21 de agosto de 2015, cuando Claudia Schaefer concurrió junto a su abogado a la vivienda que el matrimonio alquilaba en el country Martindale de Pilar para retirar sus pertenencias, en el marco de un divorcio conflictivo que incluía una denuncia de la víctima en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema.

Schaefer, de 44 años, fue al vestidor de la propiedad a retirar su ropa y Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que había sacado de la cocina. La autopsia determinó que le ocasionó 74 lesiones cortantes y la degolló por la espalda.

En la casa se encontraban los abogados de ambas partes pero no pudieron ayudar a la víctima ya que el ex empresario se había encerrado con ella con llave.

El abogado querellante Jorge Sandro dijo que a partir de la pena impuesta "la posibilidad de libertad condicional, según la ley, rige a partir de los treinta y cinco años", o sea que Farré podrá salir de la cárcel a los 89 años.

"La agravante de femicidio contiene en sí misma el castigo de las conductas que son despreciativas respecto a la mujer en razón de su género, por eso yo creo que en este caso se ha hecho justicia plenamente", destacó el letrado.

Además, Sandro sostuvo que "la actuación del tribunal, del jurado y del Ministerio Público ha sido sobresaliente y es una demostración de cómo las instituciones de la Justicia pueden funcionar en la República Argentina".

"Yo siempre confié que la conclusión justa es la que sucedió y creo que no habría variado en absoluto la sentencia si esto hubiera sido analizado por un tribunal profesional", agregó.

Las fiscales Laura Zyseskind y Carolina Carballido Calatayud aseguraron que Farré merece la pena de prisión perpetua por el crimen y resaltaron la labor de los jurados.

"Se retiraron con lágrimas en los ojos y aplaudidos de pie. Brindaron un gran servicio", dijo Zyseskind en la puerta de los tribunales de San Isidro, y agregó: "El fallo es ejemplar".

Carballido Calatayud afirmó que Farré fue trasladado a la "unidad carcelaria 46" de San Martín, donde estaba alojado, y abogó para que "se quede allí hasta que se muera".

En tanto, el abogado defensor Adrián Tenca adelantó que apelará el veredicto ante la Cámara de Casación, último recurso del que dispone para evitar que la sentencia quede firme.

■□Tenca, durante el proceso, buscó demostrar que el crimen se produjo bajo emoción violenta y que Farré "no comprendió la criminalidad del acto" ya que "estaba preso de una violencia y furia irrefrenable".╠

Sandra Schaefer, hermana de la mujer asesinada, aseguró que el veredicto del jurado le trajo "una sensación de alivio, de mucha paz y justicia", aunque admitió que estos dos años fueron muy difíciles para ella.

"De loco no tenía nada, sabía bien lo que hacía", dijo la mujer al referirse a la intencionalidad de Farré en el asesinato de su hermana, y consideró "algo preparada" la carta que el hombre leyó el lunes frente al jurado, en la que pidió perdón a sus hijos entre lágrimas.

"Nunca hubo una actitud de arrepentimiento. Tiene un hijo con discapacidad y nunca se preocupó", agregó la mujer, y sostuvo que los hijos de Farré, de 15, 13 y 11 años, no quieren tener relación con el padre.

"Yo siempre confié, y creo que la sentencia no habría variado si hubiera actuado un tribunal profesional"

Comentarios