Información Gral
Martes 08 de Agosto de 2017

Papelón: dos docentes fueron sorprendidos con "machetes" cuando concursaban para cargos jerárquicos

Los dos estaban rindiendo los exámenes ocupar cargos de directores y vicedirectores en la ciudad de Mendoza. Le iniciaron sumario administrativo pero podría transformarse en una denuncia penal

La Dirección General de Escuelas anunció que a dos docentes acusados de copiarse en el examen para directores de escuelas en Mendoza se les inició un sumario administrativo que podría transformarse en una denuncia penal.
El 31 de julio, un total de 3.476 docentes de Mendoza rindieron examen para poder ocupar los 900 puestos vacantes que existen para los cargos de directores, vicedirectores y regentes de todos los niveles y modalidades del sistema público, pero en medio del examen, dos de ellos fueron separados por copiarse.
Al primero, según el Gobierno, le encontraron alrededor de diez "machetes", la segunda tenía un sistema más sofisticado que incluía el uso de un auricular.
El primero es un profesor de San Rafael, que aseguró que lo suyo no era un "machete", sino un papel con "palabras claves".

En una entrevista concedida a un canal de televisión de San Rafael, el docente al que le quitaron la evaluación (la DGE no dio su nombre) se defendió de las acusaciones.
"En la evaluación estaba nervioso, no había dormido la noche anterior", afirmó.
"En un momento de tensión se me puso la mente en blanco. Fui al baño, me acompañaron, creo que una supervisora. Hay que tener en cuenta que el examen dura cuatro horas", señaló el acusado de haberse copiado.
Justamente, una de las sospechas sobre él era por sus idas al baño.
"Sigo con la evaluación, vuelvo a tener una laguna. Yo había estudiado. Me había hecho un papel con palabras claves, no era un machete. No sé si fue por ingenuidad, llegué a sacar el papel y seguí con el examen. Eso fue una vez, lo hice otra vez y ahí dijeron que estaba copiando", expresó el profesor.
"Sigo con la evaluación, vuelvo a tener una laguna. Yo había estudiado. Me había hecho un papel con palabras claves, no era un machete. No sé si fue por ingenuidad, llegué a sacar el papel y seguí con el examen. Eso fue una vez, lo hice otra vez y ahí dijeron que estaba copiando", expresó el profesor.
"Sentí vergüenza. Dijeron que estaba sacando ventaja y me pasaron a una preceptoría, donde anotaron mi documento y firmé la constancia de que había rendido", narró el docente a TVA Canal 4.
Una semana después del examen, la DGE dio a conocer que eran diez machetes los encontrados, pero esto fue negado por el docente.
"Dicen que tenía diez papeles, era un papelito de 5 x 5 con diez o quince palabras claves", expresó.
"Soy una persona que me gusta ir por el lado del bien, lo que más me duele es que se informa el nombre de la escuela (en la que trabaja) y esta no tiene nada que ver", concluyó.
El segundo caso resultó aún más insólito y fue llevado a cabo por una aspirante a directora de una escuela de educación especial.
Promediando la prueba y cuando todo el aula se mantenía en silencio, se empezó a escuchar cómo la docente activaba el audio de su dispositivo para escuchar las respuestas.
Pese al comportamiento vergonzoso de los dos protagonistas de la historia, el inicio del proceso de exámenes fue considerado como un éxito para las autoridades: "Fue un día histórico para la provincia y para todo el sistema educativo porque hace ocho años que este examen no se realizaba", afirmó el director general de Escuelas, Jaime Correas.
Se estima que desde 2009 hasta la fecha, un 40% de los cargos directivos estaban siendo ocupados por suplentes.

Comentarios