Masacre en Hurlingham
Martes 07 de Febrero de 2017

"Papá, por favor, no me mates", le rogó el nene

"No me mates, por favor, papá", le dijo Uriel, de 11 años, a su padrastro, que asesinó a seis personas, entre ellas a su madre, mientras el agresor apoyaba el arma en el pecho del menor que de milagro salvo su vida.

   Así lo señaló Marcelo, un vecino que lo acogió en su casa.

   "Escuché disparos y sentí que golpearon la puerta. Era Uriel. Lo primero que hice es meterlo en casa, pensé que estaban asaltando a su familia", dijo el hombre.

   Cuando lo llevó a una habitación, el niño gritó: "El Chino mató a mi mamá, mató a mi mamá". Y agregó que en el momento en él que intentó socorrer a su madre, su padrastro le apoyó el arma en el pecho. "Papá no me mates, no me mates", fue el ruego del menor.

   El vecino explicó que el chico "le decía papá (a Loscalzo) más allá que no era su padre biológico". Mencionó que le dijo al chico que se quede ahí y que cuando él salió para ver qué había pasado el niño "se escapó a un hospital cercano".

Comentarios