Información Gral
Domingo 30 de Julio de 2017

Murió el novio de la chica que fue madre antes de morir: los había baleado el "ex"

Hace 2 semanas, la pareja de apenas 18 años y con ella embarazada de 8 meses, fue atacada a tiros por el ex novio, que continúa prófugo.

Hace dos semanas, Ezequiel Reynoso y Camila Castell —una joven pareja de apenas 18 años— fueron atacados a tiros en el municipio bonaerense de Merlo por el ex novio de la chica. Ella estaba embarazada de ocho meses. Herida de muerte, dio a luz y falleció poco después. Ahora se completó la tragedia: se supo que el pasado jueves, después de 12 días de agonía, también falleció su novio Ezequiel. Había sufrido dos heridas de bala en la cabeza y estaba en estado vegetativo. El doble asesino, el ex novio de Camila, está prófugo.

El acusado del doble crimen está identificado: se trata de Mario Díaz, de 30 años. La mamá de Camila, que presenció el doble asesinato, lo acusa. "El estaba obsesionado, la perseguía y la amenazaba". La mujer estaba presente cuando Díaz asesinó a su hija y a su yerno. No pudo interceder porque tenía a un bebé en brazos. Igualmente nada hubiera podido hacer frente a un hombre armado y decidido a matar. Ezequiel Reynoso murió en el hospital donde estaba internado en estado vegetativo. Ezequiel recibió dos balazos en el cráneo, con orificio de entrada por el parietal derecho. Dejó de existir el jueves pasado a las 19 horas en el hospital Eva Perón, de Merlo.

Su novia, Camila Castell, también de 18 años como él, ya había fallecido en el hospital Héroes de Malvinas, también de Merlo, el sábado 15 de julio, luego de ser baleada por la espalda por su ex pareja. Antes pudo pudo dar a luz pro cesárea a un bebé de ocho meses gestación. El recién nacido está bien de salud, pese al trauma que sufrió su madre. Ahora quedó huérfano de padre y madre y deberá ser criado por sus abuelas.

El crimen ocurrió el sábado 15 en la casa de Camila, en el barrio Mariano Acosta de Merlo. La joven y su mamá estaban a punto de cocinar cuando llegó Ezequiel. Pero detrás de él ingresó Mario Díaz. Sin mediar palabra le empezó a disparar al joven, quien recibió dos tiros en la cabeza. A su ex novia, quien al parecer se interpuso entre ambos, no dudó en darle un tiro en la espalda, pese a saber que se hallaba embarazada de ocho meses.

La madre de la chica, Etelvina, contó al canal C5N: "Nosotros íbamos hacer empanadas con mi hija y el Ezequiel, pero él nos sorprendió porque llegó más temprano y en el momento que nos estábamos riendo porque llegó antes de la hora, apareció Mario (quien fue en el pasado novio de Camila) de la nada y le disparó dos veces a "Eze", mi hija se le tiró encima llorando y ahí le disparó a ella también.Fue todo muy rápido, yo tenía un bebé a upa y no sabía que hacer", relató la mamá de Camila.

Acoso constante e impune

Mario Díaz, paraguayo, pese a haber terminado su relación con Camila, y según contó su madre Etelvina, la seguía a todos lados y la amenazaba. Hicieron varias denuncias pero no consiguieron ayuda para que él se alejara. "Él seguía a mi hija, la seguía a la escuela, la amenazaba por Facebook, por teléfono, es un tipo que no tiene nombre", contó.

Anteriormente Mario había intentado matar a Ezequiel pero no lo logró porque lo confundió con el hermano. "Él le disparó al hermano pensando que era Eze y por suerte el chico sobrevivió, todavía se está recuperando", detalló Etelvina."Yo espero que la justicia lo encuentre y que pague, yo se lo prometí a mi hija y voy hacer lo necesario para que pague. Es un animal, no tiene e nombre lo que hizo. Es un psicópata", dijo la madre de Camila luego de la muerte de su hija.

Según otras fuentes, Díaz llegó a la casa de la madre de Castell y comenzó a increparlos. Casi de inmediato, el hombre comenzó a atacar a balazos a la pareja y el primero en resultar herido fue Reynoso, por lo que la joven se arrojó para tratar de protegerlo y recibió un balazo en el omóplato derecho.

Como detalló la madre, el doble crimen tiene un antecedente, algo que delata la falta de reacción eficaz del Estado, como en tantos otros casos similares: según contó la madre de Camila, el acusado ya había intentado matar a Ezequiel pero por error le disparó a un hermano del joven. El acoso, tanto a Camila como a su actual pareja, era constante, contó la mujer, pero las denuncias no sirvieron de nada y la impunidad permitió que el agresor concretara el doble crimen sin ser ni siquiera interrogado por las autoridades.

Tras el ataque, el agresor escapó, mientras los vecinos que escucharon los disparos salieron a auxiliar a las víctimas y trasladaron a la mujer al hospital Eva Perón, desde donde luego fue derivada al Héroes de Malvinas, al que llegó aún con vida. Los médicos lograron hacer nacer al bebé, de ocho meses de gestación, pero la chica falleció apenas minutos después como consecuencia de las lesiones sufridas.

Fuentes judiciales aseguraron que se presume que el agresor se refugió en una casa del mismo barrio, por lo que efectivos de la comisaría 6ta. de Mariano Acosta realizaban varios procedimientos en la zona en base a testimonios de vecinos para dar con el prófugo.

Según voceros de la causa, la hipótesis principal acerca del motivo del ataque son los celos por parte del agresor respecto a la pareja que formaban Castell y Reynoso. Sin embargo, no se descartaban otras teorías sobre el crimen. Además, los investigadores procuran establecer si Díaz ya había sido denunciado por violencia de género por su ex novia y si el bebé era producto de esa relación o de su actual pareja.

El hecho en principio comenzó siendo investigado por el fiscal Javier Ghessi, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, del Departamento Judicial de Morón, pero luego la investigación pasó a la Fiscalía 11 especializada en problemáticas de Violencia de Género, a cargo de Pablo Masferrer.

una vida segada. Camila Castell. Tenía 18 años y esperaba un bebé, que nunca la va a conocer.

Comentarios