Información Gral
Viernes 19 de Mayo de 2017

Matan a una mujer y arrojan su cuerpo a un pozo después de un robo en Misiones

La víctima, de 56 años, fue atacada en su casa de la localidad de Candelaria, que luego incendiaron. Hay cinco jóvenes detenidos

Una mujer de 56 años fue asesinada y arrojada dentro de un pozo de agua por delincuentes que ingresaron a su casa de la localidad misionera de Candelaria y la prendieron fuego.

El hecho ocurrió ayer por la tarde en una casa del barrio San Cayetano, en el lote agrícola 27 de esa localidad ubicada a unos 20 kilómetros de Posadas, y por el crimen ya hay cinco detenidos.

Otros vecinos del barrio alertaron a la policía sobre un incendio en esa vivienda, por lo que los bomberos que concurrieron al lugar para apagar el fuego encontraron dentro de un pozo de agua, a unos siete metros de la casa, el cuerpo de una mujer.

Los investigadores identificaron a la víctima como Asunción Neris, de 56 años, conocida como "Chona", cuyo cadáver se encontraba envuelto en una sábana.

Las primeras pericias realizadas por el personal de Policía Científica, Sanidad Policial y Bomberos Garupá determinaron que el incendio fue intencional y aparentemente hubo un robo seguido de homicidio.

Los investigadores incautaron el patio de la casa una foto 4x4, un machete y objetos de cocina que aparentemente iban a ser robados por los delincuentes que asesinaron a Neris. Lo llamativo es que esos elementos a punto de ser llevados por los ladrones eran platos, fuentes, vasos y otros elementos de vajilla de poco valor.

Tras los datos aportados por vecinos del lugar, la policía realizó tres allanamientos en el barrio San Cayetano y logró la detención de cinco sospechosos. Los efectivos de la comisaría de Candelaria, junto a la Dirección Homicidios, detuvieron a Mariano Gabriel Z., de 19 años,, alias "Champú"; Daniel D.S., también de 19, alias "Pili"; Marcelo G., de 27, alias "Queso"; Carlos Adrián G., de 22, alias "Carlitos"; y un adolescente de 17 años, apodado "Polaquito", quienes quedaron a disposición de la Justicia.

Cárcel por tentativa de femicidio

Por su parte, un hombre que, disfrazado de mujer, intentó asesinar a su ex pareja a puñaladas, por una supuesta relación de ella con un tercero, fue condenado a 12 años de cárcel, en Buenos Aires.

El tribunal oral número uno sentenció a Joaquín Avalos por el delito "homicidio en grado de tentativa" por el ataque contra su ex pareja y madre de sus dos hijos, Paola Arias.

Los hechos ocurrieron el 30 de abril de 2011 a las 9 de la mañana, cuando Arias transitaba hacia su trabajo por la calle Gavilán al 500, del barrio porteño de Flores.

Su ex pareja Avalos, "ocultando su identidad mediante la utilización de distintos atuendos y llevando una peluca y gorra con visera, aguardó a Arias, con quien mantuvo hasta fines de 2010 una relación de pareja y tuvieron dos hijos". "La abordó desde atrás sujetándola con un brazo por el cuello y empuñando con el otro un cuchillo de una longitud de hoja de 25 centímetros comenzó a asestarle puñaladas en el cuello, abdomen, brazo y mano izquierda, tórax y miembros inferiores", describe el fallo. Para ocultar las verdaderas razones del ataque (dijo que la había visto salir con un hombre de un albergue transitorio cercano), Avalos "plantó la hipótesis de que se trataba de un robo, intentando para ello sustraer su cartera y darse a la fuga", pero vecinos que abortaron el ataque consiguieron también recuperar la cartera.

Femicidio en Santiago del Estero

A su vez, un agricultor fue condenado ayer a prisión perpetua por un tribunal que lo encontró culpable de haber asesinado a puñaladas a su ex pareja en un velatorio hace tres años en la localidad santiagueña de Villa Atamisqui.

Dante Sequeira, de 51 años, fue condenado a prisión perpetua por el crimen de su ex mujer, Lucía Norberta Coronel, de 43 años, de la que estaba separado. El femicidio ocurrió en julio de 2014, cuando ambos se reencontraron en el velatorio de un vecino del paraje La Bajadita.

En aparente estado de ebriedad, Sequeira le asestó dos profundas puñaladas a la mujer, una de ellas mortal, en el corazón.

Comentarios