Información Gral
Lunes 19 de Junio de 2017

Más de 60 muertos y de 60 heridos por un incendio

El siniestro se desató el sábado en una zona boscosa del centro del país, donde los bomberos luchan contra vientos cruzados. Heridos graves

El número de muertos por el incendio que desde el sábado afecta una zona forestal en el centro de Portugal ascendió a 61 y hay una cantidad similar de heridos, varios graves, informaron ayer autoridades locales, preocupadas porque los fuertes vientos podrían dificultar la extinción de los cuatro focos que seguían activos, en tanto el gobierno decretó tres días de duelo.

"Seis de los heridos están en grave estado", detalló el secretario de Estado de Administración Interna, Joo Gomes, sobre la que ya se conoce como "la mayor tragedia de esas características que vivió el país en los últimos años" y que, según estiman, pudo comenzar con el impacto de un rayo sobre la reseca foresta.

Dos de las nuevas víctimas fallecieron en un accidente de tránsito en la zona, "presumiblemente motivado por las llamas", indicó el secretario de Estado, quien añadió que los bomberos esperan "dentro de poco" extinguir dos de los cuatro frentes que permanecen activos.

Un joven de 33 años pudo escapar con su familia huyendo en una Traffic entre las llamas, que ya habían consumido su casa en Figueiró dos Vinhos.

"Pensé que quedábamos todos allá", dijo Hugo Almeida Santos a medios locales.

Según datos de la Autoridad Nacional de Protección Civil (Anpc) más de 2.600 efectivos y socorristas combaten el fuego apoyados por 764 vehículos y 26 medios aéreos, algunos llegados de España y Francia, en varios frentes activos reavivados por el viento en las últimas horas, informó la agencia EFE.

El primer ministro de Portugal, António Costa, anunció desde el lugar del suceso que se habilitó un dispositivo con numerosos medios técnicos y humanos para relocalizar a las personas que se han quedado sin hogar.

Gomes subrayó que las autoridades están "preocupadas" por los vientos cruzados que soplan sobre la zona, ya que pueden provocar "un escenario exactamente igual" al que generó la rápida propagación del incendio iniciado el sábado en Pedrógo Grande, en el distrito de Leiria, a unos 200 kilómetros de Lisboa.

En las tareas de extinción de las llamas participan varios medios aéreos portugueses y dos aviones españoles que no han logrado actuar en varias zonas porque "la nube de humo era tan fuerte que los helicópteros no pudieron bajar hasta un área en la que tuvieran visibilidad".

Las tareas avanzaban entonces por medios terrestres, integrados por efectivos que llegaron desde las ciudades de Setúbal, Coimbra y Lisboa.

En tanto, fuentes de la Policía Judicial estimaron que "el impacto de un rayo en un árbol seco es la causa más probable del incendio, el más grave de los últimos años en Portugal". "La información recogida hasta el momento nos permite pensar, con un alto grado de certeza, que la causa haya sido un rayo que alcanzó un árbol", dijo el director nacional adjunto de ese organismo, Pedro do Carmo, quien precisó que "será necesaria una investigación para confirmarlo".

Comentarios