Información Gral
Domingo 26 de Febrero de 2017

Lisboa le declara la guerra a los que orinan en la calle con "paredes vengativas"

Se aplicará en las paredes una pintura hidrofóbica, que tiene la singularidad de repeler cualquier líquido que se lance contra ella.

Los ciudadanos que votaron en el Presupuesto Participativo de Lisboa (Portugal) votaron una curiosa propuesta que permita combatir que los hombres orinen en los callejones y plazas de la ciudad.
Para ello, se aplicará en las paredes una pintura hidrofóbica, que tiene la singularidad de repeler cualquier líquido que se lance contra ella. La pintura ya se aplicaba con éxito en ciudades como Hamburgo y San Francisco, y, desde hace unos meses, comienza a extenderse por Lisboa.
Los vecinos del céntrico Cais de Sodré, una de las zonas de moda en la noche lisboeta, no tuvieron duda en votar para que el ayuntamiento destinara parte de su presupuesto a proteger con esa pintura sus callejones más degradados por los que las orinan de noche.

pared1.jpg
Al principio, el precio del invento fue un obstáculo, pues el fabricante norteamericano que la distribuía cobraba 200 euros por litro, pero finalmente una empresa portuguesa de Samora Correia, lo fabrica por la décima parte, lo que hace muy tentador su uso, ya que, además, sus propiedades se mantienen durante dos años.
La pintura "antiorines "es transparente y basta rociarla sobre la pared perjudicada. Cuando un líquido, en este caso la orina, choca contra la zona impregnada, repele el líquido y cae sobre los zapatos de la persona.

Comentarios