Información Gral
Viernes 17 de Marzo de 2017

Lima, donde casi nunca llueve, está inundada, pero no hay agua en las casas

Lima seguía ayer inundada en varios puntos y en alarma por el desborde de ríos y quebradas, mientras las casas se quedaban sin agua por medidas de prevención adoptadas por el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado (Sedapal).

Lima seguía ayer inundada en varios puntos y en alarma por el desborde de ríos y quebradas, mientras las casas se quedaban sin agua por medidas de prevención adoptadas por el Servicio de Agua Potable y Alcantarillado (Sedapal).

Vecinos y brigadas especializadas luchaban para enmendar los daños causados en Lima por los rios Rímac y Huaycoloro y, en menor medida,Lurín y Chillón, desbordados en varios puntos por las intensas lluvias que afectan al Perú como consecuencia de lo que los expertos locales bautizaron"fenómeno del niño costero".

"El gobierno está absolutamente dedicado a impedir más problemas. Tenemos maquinaria, lo que pasa es que esto es un diluvio que nadie podía prever, porque ocurre cada 50 años. Hay que ser muy prudentes y tengan fe, que el gobierno se está ocupando", afirmó ayer el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Kuczynski, sin embargo, afirmó que aún no es necesario declarar un estado de emergencia en Lima para aliviar trámites burocráticos, por lo que esta medida se mantiene sólo en los departamentos de Piura, Lambayeque y Tumbes, en el extremo norte del país.

El "fenómeno del niño costero", que no es el mismo fenómeno que El Niño, ha subido la temperatura del mar peruano y de una pequeña zona de Ecuador en unos cuatro grados en promedio, lo que ha desatado lluvias en la sierra e incluso en Lima, desierto en el que generalmente no llueve.

Fenómeno del niño costero

Un portavoz del Servicio Nacional de Hidrología y Metereología, Nelson Quispe, explicó que este no es un fenómeno El Niño como tal, porque este afecta a la casi totalidad del Pacífico. El "fenómeno del niño costero" está focalizado y tiene otras causas, entre ellas el cambio climático. Quispe indicó que el problema seguirá por lo menos hasta mediados de abril e incluso puede tornarse más fuerte en los próximos días. Las actividades escolares están suspendidas, pero Kuczynski descartó ayer un cese laboral total.

Las inundaciones afectan especialmente a distritos que están cerca de ríos, como Chosica, Chaclacayo, San Juan de Lurigancho y el centro de Lima, pero incluso ha habido problemas en el balneario de Punta Hermosa, que no tiene ríos, por el desborde de una pequeña quebrada.

La suspensión del servicio de agua, explicó Sedapal, obedece a que las bocatomas de la represa abastecedora se mantienen cerradas 21 horas al día para evitar el ingreso de lodo.

Las autoridades aún no cuantifican las pérdidas en infraestructura, que incluyen casas que se derrumbaron parcial o totalmente, amplios trechos de carreteras inservibles y hectáreas de cultivos que se perdieron. Según expertos, las dimensiones del problema no se sentían desde los fenómenos El Niño de 1983 y 1998.

Comentarios