Información Gral
Viernes 30 de Diciembre de 2016

Le suben la pena por darle droga a una chica que murió en una orgía

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó que se le fije una pena más elevada a un empresario de la noche que fue condenado por haber facilitado la cocaína con la que en 2006 una joven murió de sobredosis durante una fiesta de sexo y drogas en su departamento del barrio porteño de Belgrano, informaron ayer fuentes judiciales.

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó que se le fije una pena más elevada a un empresario de la noche que fue condenado por haber facilitado la cocaína con la que en 2006 una joven murió de sobredosis durante una fiesta de sexo y drogas en su departamento del barrio porteño de Belgrano, informaron ayer fuentes judiciales.

El fallo -al que tuvo acceso Télam-, confirmó la sentencia condenatoria para el empresario Eduardo Daniel "El Oso" Nadotti, de 55 años, por el delito de "facilitación de estupefacientes" y del "lugar para que se lleve a cabo tal conducta", en el marco de la causa por la muerte de Carolina Demczuk, de 28 años, y rechazó la apelación de su defensa.

"Un factor relevante que tampoco fue considerado por los judicantes tiene que ver con la actitud del encargado frente al hecho concreto que fue materia de debate, en cuanto ante la muerte de Demczuk, Nadotti ordenó a (su amiga) F. C. P. que la vistiera y la dejara en el sector de residuos del edificio. Es correcto el razonamiento y la fiscal cuando advierte que este comportamiento evidencia un desprecio por la vida", dice el fallo.

"El particular desprecio por la vida demostrado con el comportamiento de Nadotti con ambas jóvenes, a quienes dejó libradas a su suerte sin brindar ningún tipo de asistencia, tampoco resultó ponderado", agregan.

Demczuk fue hallada muerta el 23 de diciembre de 2006 en el edificio de Húsares 2255, donde vivía Nadotti, un ex DJ y empresario vinculado al boliche Ku, del balneario bonaerense de Pinamar.

La chica llegó a las 5 de la madrugada y estuvo al menos siete horas consumiendo grandes cantidades de cocaína junto a Nadotti y a una amiga, la testigo F. C. P., que arribó un par de horas más tarde.

F. C. P. contó en el juicio que los tres consumieron "una cantidad considerable" de cocaína y que habrán tomado "diez líneas cada uno".

La testigo relató que estuvieron en ropa interior realizando una serie de juegos sexuales durante un lapso de una o dos horas hasta que ella advirtió que Carolina tardaba en el baño. La chica encontró a Carolina inconsciente y sumergida en la bañera y fue ella quien llamó al Same para pedir una ambulancia.

Cuando los médicos arribaron al lugar, Carolina ya estaba muerta, pero no estaba en la bañera, ni en el baño, sino que ya había sido vestida y colocada en el palier del edificio, fuera del departamento 2º "3", lo que se interpretó como una maniobra de Nadotti para ocultar que la chica había estado consumiendo droga en su casa. La fiscal logró que el TOF 4 ordenara que se extraigan testimonios para investigar un posible "encubrimiento policial" y a Nadotti por "proxenetismo".

Comentarios