Información Gral
Martes 09 de Mayo de 2017

Las carreras eran subidas a las redes

Alejandro Biscardi, el conductor prófugo, también tiene una historia en las redes sociales al igual que su colega Alejandro Radetic, detenido.

   Fue a través de grupos de Facebook, YouTube, Instagram y distintos foros de fanáticos de los autos y la velocidad, donde Biscardi encontró cierta notoriedad, exposición y un reconocimiento que lo terminaría obsesionando por superar sus marcas.

   Con el hashtag "#atope" titulaba los videos de sus peligrosas acrobacias. Derrapes, trompos, picadas y hasta manejar con un yeso, fueron algunos de los posteos que hizo en su cuenta antes de borrarla. Llegó a alcanzar los 25 mil seguidores.

   En medio de comentarios que lo alentaban a cometer mayores destrezas, Biscardi mantenía actualizados sus perfiles y compartía periódicamente grabaciones caseras. El pasado fin de semana borró la mayoría de las fotos y videos.

Comentarios