Información Gral
Lunes 02 de Enero de 2017

La viuda del embajador griego niega relación con el crimen

La viuda del embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, asesinado el pasado lunes, negó ayer su participación en los hechos, en el marco de una investigación por un presunto crimen pasional confesado por su amante, el policía militar Sérgio Gomes Moreira Filho, pero los investigadores dijeron no creer en esa versión de la mujer, aunque no aclararon por qué motivos.

La viuda del embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, asesinado el pasado lunes, negó ayer su participación en los hechos, en el marco de una investigación por un presunto crimen pasional confesado por su amante, el policía militar Sérgio Gomes Moreira Filho, pero los investigadores dijeron no creer en esa versión de la mujer, aunque no aclararon por qué motivos.

Françoise de Sousa Oliveira Amiridis, detenida en el Complejo Penitenciario de Bangú, en Rio de Janeiro, testificó ante la policía que el autor del crimen fue el policía Gomes Moreira Filho, con quien ella mantenía una relación extramarital, informó el diario Folha de Sao Paulo.

Moreira Filho ya había confesado la autoría del crimen. En su relato, la mujer de 40 años afirmó que el móvil fueron los celos del policía, de 29, y aseguró que ella de ninguna forma podría haber evitado el crimen.

Además, afirmó que no se encontraba en su casa al momento en que sucedieron los hechos. Según la policía, la mujer testificó que notó, al día siguiente de la desaparición del embajador, que el sofá del departamento donde la pareja vivía estaba mojado, reportó la agencia DPA.

El sofá es un elemento clave en la investigación, ya que en él se encontraron manchas de sangre. De acuerdo al testimonio de la mujer, cuando ella vio el sofá mojado y le preguntó a su amante qué había sucedido, él confesó haber matado al embajador. Los investigadores no creen la versión de la mujer, y parten de la base que la esposa de Amiridis "tenía planeada junto con el policía militar toda la trama criminal", según ya había dicho el portavoz policial Evaristo Pontes el 30 de diciembre. El crimen tendría un origen pasional, según las fuentes.

Comentarios