Información Gral
Sábado 03 de Junio de 2017

La violencia de género puso casi 100 proyectos en la agenda del Congreso

Unos 25 fueron aprobados por el Senado, mientras otros siguen tratados en comisión. El trabajo parlamentario desnuda toda una situación.

cámara alta. El Senado votó esta semana la quita de la responsabilidad parental a los condenados por homicidio o por lesiones graves al cónyuge.

Unos 80 proyectos se debaten en la Cámara de Senadores desde hace más de un año y medio para modificar leyes, normas y castigar la violencia de género y los femicidios, de los cuales 25 fueron aprobados, mientras el resto se debate en comisiones. Se trata de una actividad parlamentaria que desnuda uno de los dramas del país que salió a la luz en los últimos años.

Los más importantes proyectos que se convirtieron en leyes tienen que ver con la quita de la responsabilidad parental al femicida, la penalización de imágenes no consentidas de desnudez y el acompañamiento a los adolescentes que son abandonados por sus padres.

Entre los proyectos aprobados y girados a Diputados se destaca la protección a las víctimas de delitos y la limitación a las excarcelaciones para violadores reincidentes.

Ayer se conoció otro informe revelador: más de 3.400 personas denunciaron hechos de violencia doméstica durante el primer trimestre de este año en Buenos Aires, y en el 79 por ciento de los casos el agresor fue un varón.

Los datos fueron relevados por la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que tomó en cuenta las denuncias realizadas entre el 1 de enero y el 31 de marzo último.

La OVD determinó que las mujeres son las principales afectadas por violencia doméstica (60 por ciento adultas y 16 por ciento niñas); le siguen los niños con un 15 por ciento; y luego los varones adultos, con un 9 por ciento.

Según el informe de la OVD, el grupo que más denunció es el de las mujeres que tienen entre 22 y 39 años; y en el 35 por ciento de los casos registrados, las personas que se presentaron en la Oficina cohabitaban con las denunciadas.

La Oficina de Violencia Doméstica está a cargo de la vicepresidenta del máximo tribunal, Elena Highton de Nolasco. También registró que el segmento que aparece en mayor situación de vulnerabilidad corresponde a mujeres adultas de entre 30 y 39 años (18 por ciento), mientras que los restantes grupos etarios arrojaron los siguientes porcentajes: 22 a 29 años (15 por ciento) y 40 a 49 años (13 por ciento).

El vínculo entre denunciantes y denunciados fue principalmente de ex parejas (47 por ciento), convivientes (15 por ciento), cónyuges (13 por ciento) y de noviazgo (2 por ciento).

Asimismo, se registraron relaciones filiales (12 por ciento), fraternales (3 por ciento), de otros familiares hasta el cuarto grado de parentesco (2 por ciento), y otros vínculos (6 por ciento).

Entre los tipos de violencia observados, en el mayor número de casos fue psicológica (98 por ciento), física (66 por ciento), simbólica (62 por ciento), ambiental (41 por ciento), económica (33 por ciento), social (20 por ciento) y sexual (10 por ciento).

Los equipos interdisciplinarios de la Oficina también evaluaron el nivel de riesgo de las denuncias y se determinó que la mayor cantidad de casos correspondió a riesgo medio y moderado (50 por ciento), alto y altísimo (36 por ciento) y bajo (14 por ciento).

Las actuaciones iniciadas fueron derivadas a la Justicia civil (99 por ciento de los casos) y penal (75 por ciento), y otros de los datos que surgieron del relevamiento son que el 75 por ciento de las denuncias fueron realizadas por argentinas y argentinos (65 por ciento mujeres; 10 por ciento varones); mientras que el 25 por ciento restante por personas de nacionalidad extranjera (23 por ciento mujeres; 2 por ciento varones).

En estudio

En tanto, se mantienen en estudio iniciativas como la paridad de género en la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres por parte de agentes de fuerzas de seguridad.

También la igualdad de género para la jerarquización docente y la incorporación de la legítima defensa en el Código Penal cuando una mujer sufra una violencia de género.

Además, están siendo estudiadas la limitación en el acceso a cargos de funcionarios públicos a quienes tengan antecedentes de violencia contra las mujeres y la incorporación de la licencia por violencia de género contra la mujer trabajadora.

Las comisiones de Banca de la Mujer y de Población y Desarrollo Humano trabajan sobre el proyecto que modifica la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, respecto de incorporar la violencia pública política.

Por otro lado, para la promoción de la igualdad de género en el ámbito legislativo, la Cámara alta llevó a cabo durante este año un programa de capacitación orientado a reafirmar la perspectiva de género.

El programa fue diseñado en conjunto entre las senadoras, las autoridades de la Cámara alta y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Entre los proyectos que fueron aprobados por el Senado figura el que establece un cupo igualitario en las listas legislativas nacionales y para las elecciones de autoridades partidarias. Sin embargo, la iniciativa pasó a Diputados donde aún no fue debatida en el recinto.

Durante la última sesión ordinaria de la Cámara, acontecida el miércoles pasado, el Senado aprobó con modificaciones, y regresó a Diputados, el proyecto de ley de Protección a las Víctimas de Delitos que contempla el patrocinio jurídico gratuito y la creación de Centros de Protección y Asistencia a las Víctimas.

En la misma sesión se votaron también por unanimidad varios proyectos de ley referidos a la protección de la mujer.

Entre otros, la creación de un programa de acompañamiento para el egreso de jóvenes sin cuidados parentales y la incorporación del artículo 700 bis al Código Civil y Comercial de la Nación, estableciendo la privación de la responsabilidad paternal al femicida fueron convertidas en ley.

También se aprobaron el proyecto que crea un régimen de subsidios especiales para los menores huérfanos de madre por causa de femicidio u otra forma de violencia de género; la asistencia económica para mujeres en situación de violencia de género y la creación de un régimen de reparación a las víctimas de trata de personas.

En tanto, el Senado devolvió a Diputados una iniciativa para limitar las excarcelaciones que incluía que los autores de delitos graves como violaciones no podrán contar con el beneficio de las salidas anticipadas o transitorias.

Ayer se conoció otro informe revelador: 3.400 personas denunciaron hechos de violencia doméstica en Buenos Aires

Comentarios