Información Gral
Viernes 03 de Febrero de 2017

La joven no recuerda nada de lo que pasó

La joven presuntamente abusada se decidió ayer a romper el silencio y dijo que no recuerda lo que pasó, que perdió la memoria y que pudo reconstruir los hechos de aquel 22 de diciembre pasado gracias a los testigos. "No entendía por qué no podía acordarme de nada. Pensé que no podía haber tomado tanto como para no recordar", aseguró.

"Lo último que me acuerdo es que vino uno de los entrenadores y me dijo «¿no vas a bailar este tema que es el tuyo?». Así que charlamos, le enseñé el pasito y me acompañó a bailar en la ronda. Alguien me convidó un trago toc toc y después otro chico me preguntó qué estaba tomando y le dije que un daiquiri de frutilla, por lo que me trajo uno. Ahí estuvo mi error, en confiar en lo que me convidaron", relató a un medio mendocino. A partir de ese momento todo se nubló en su memoria.

Cuando retornó a su trabajo tuvo una primera pista. "Cuando fui al baño sentí un dolor en la vagina. Además, una amiga y mi hermana me llamaron y me hicieron la misma pregunta: «¿Qué onda? ¿Es verdad que te acostaste con cinco?» Les respondí que no, que era imposible".

La sorpresa por los dichos y comentarios que le llegaban el día después del lamentable hecho, más su preocupación y la desesperación que le generó lo ocurrido, la hicieron vomitar.

Si bien luego de la denuncia en la Oficina Fiscal Nº 15 el Cuerpo Médico Forense aplicó el kit de emergencia para casos de violación, los médicos no pudieron determinar que las lesiones hayan sido por el uso de la violencia física.

Aunque con los primeros análisis de sangre no se comprobó el uso de estupefacientes habituales (cocaína y marihuana), y se realizarán nuevas muestras para ver si existen rastros de otras drogas, lo que sí se detectó fue una mancha de semen en el vestido que usó esa noche la chica. Los estudios de ADN podrán develar a quién pertenece.

Comentarios