Santiago Maldonado
Sábado 26 de Agosto de 2017

La fiscal del caso Maldonado secuestró los celulares de 65 gendarmes

La medida de la fiscal los abarca a todos pese a que fueron sólo 31 los efectivos que ingresaron al predio bajo las órdenes del segundo jefe del escuadrón de Esquel, Juan Pablo Escola

La fiscal federal de Esquel, Silvina Avila, que maneja la hipótesis de la desaparición forzada del joven Santiago Maldonado, secuestró las computadoras y los celulares personales de los 65 gendarmes que el 1º de agosto participaron, en distintos momentos, del procedimiento en la Pu Lof de la comunidad mapuche.

   De los 65 efectivos, nueve son de Esquel, 44 de El Bolsón y 12 de José de San Martín. La medida de la fiscal los abarca a todos pese a que fueron sólo 31 los efectivos que ingresaron al predio bajo las órdenes del segundo jefe del escuadrón de Esquel, Juan Pablo Escola, el único alto mando presente durante los disturbios y la persecución de los encapuchados.

   En tanto, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, analizó con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, "el creciente nivel de conflictividad" en el área por la alta repercusión mediática del caso Maldonado y de un ex custodio del ministro bonaerense, Cristian Ritondo, que lleva tres días desaparecido. A ello se agregan dos episodios con bombas molotov ocurridos en territorio bonaerense.

   Aunque en principio había sido informada como una habitual reunión de "coordinación de Gabinete" con los miembros de la mesa chica del gobierno, Macri terminó ayer encabezando una reunión "ampliada" de coordinación, y convocó a varios de los ministros encargados de las áreas que más tensión atravesaron en la última semana.

Fiscal   

La información que obtenga la fiscal Avila del entrecruzamiento de datos de las computadoras de los gendarmes podría encausar la pesquisa, cuyo único elemento probatorio de peso hasta el momento son los dichos de una testigo reservada. La mujer mapuche declaró que llevó a Santiago en su auto a la comunidad Lof del departamento de Cushamen el día anterior en que la fuerza repelió con balas antitumulto las pedradas de entre ocho y 10 encapuchados que agredían a los gendarmes e intentaban un nuevo corte en la ruta 40. Declaró que no vio que fuera detenido por Gendarmería, sólo que agarró su mochila y huyó en dirección al río Chubut.

   Mientras, se esperan los resultados de los cotejos genéticos con los elementos recogidos en los móviles —cabellos, una soga y mancha presunta de sangre— que podrían esclarecer si Maldonado fue arrestado. Está acreditado que desde la comunidad se plantó evidencia: entregaron tres prendas que corresponden a tres personas diferentes para seguir los rastros de Maldonado en el predio.

   Durante el rastrillaje en la Lof, la reconstrucción de los hechos demostró que desde la hondonada, a metros del río, donde supuestamente fue capturado Maldonado no se llega a divisar el cruce entre la ruta 40 y ex 40, punto donde según los testimonios informales habría sido traspasado de un vehículo a otro Maldonado, una vez capturado.

   Tampoco está acreditada la presencia del Unimog, supuestamente estacionada de culata a metros de río Chubut, y donde habría sido introducido el joven apenas apresado. Sólo constan registros fotográficos de un camión Eurocargo y de dos camionetas blancas del escuadrón 36 de Esquel apenas se ingresa al predio, a una distancia de unos 400 metros del río. También existe una filmación que muestra el ingreso de los gendarmes, donde el Unimog permanece estacionado fuera del predio ocupado por mapuches.

Comentarios

Últimas Noticias