Información Gral
Jueves 10 de Agosto de 2017

La autopsia descarta que hayan enterrado viva a Anahí en la reserva

La autopsia realizada al cuerpo de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que fue asesinada en la localidad bonaerense de Llavallol, descarta que haya sido enterrada con vida, pese a lo que había informado el abogado del único detenido.

La autopsia realizada al cuerpo de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que fue asesinada en la localidad bonaerense de Llavallol, descarta que haya sido enterrada con vida, pese a lo que había informado el abogado del único detenido.

La escalofriante posibilidad de que la víctima habría sido enterrada con vida fue planteada ante la prensa por el abogado Lucio de la Rosa, defensor de Marcos Bazán, quien anteayer declaró y dijo que es inocente y que no conocía a la adolescente. De la Rosa sostuvo ayer que el cuerpo de la adolescente tenía tierra en la boca y "pudo morir asfixiada en el momento de ser enterrada" después de perder el conocimiento en el predio perteneciente a la Reserva Natural de Santa Catalina. Pero datos de la autopsia que fueron difundidos ayer por la tarde, lo desmienten, ya que indican que no se detectó tierra en las vías respiratorias de la chica, por lo que no habría sido enterrada con vida. En declaraciones a la prensa, el letrado indicó que "la autopsia determinó que la víctima tuvo pérdida de conocimiento y que, producto de la tierra que le encontraron en la boca, se puede determinar que pudo morir por asfixia en el momento que fue enterrada". Sin embargo, la operación de autopsia realizada reveló que fue golpeada en la cabeza en forma imprevista, que se habría desvanecido; y luego el asesino la sofocó hasta dejarla sin aire y luego descartó el cuerpo en el predio de Santa Catalina de Lomas de Zamora.

Bazán fue indagado este martes por las fiscales Verónica Pérez y Fabiola Juanatey, a cargo de la investigación; mientras que el profesor de matemática Leonardo Agostino fue liberado por falta de mérito, pero seguirá imputado en la causa. Bazán aseguró ante las fiscales que no conocía a la chica asesinada y ratificó lo que horas antes había mencionado su novia Florencia ante los medios, que pudo ver a un extraño encapuchado el domingo 30 de julio pasado en el predio de la reserva.


Comentarios