Información Gral
Martes 16 de Junio de 2015

Juntaron 80 mil firmas y evitaron que el perro Buddy sea sacrificado

El pequeño animal había llegado a España procedente de Estados Unidos junto a sus dueños. Tenía todos sus papeles en regla pero el chip sanitario no podia ser leído y su vida corría peligro.

La Delegación del Gobierno en Cataluña y la Generalitat al parecer han encontrado una salidad para Buddy, el perro que está retenido en el aeropuerto de El Prat por problemas con su identificación, desde el pasado viernes. El director del área de Agricultura de la Delegación del Gobierno, José Luis Guarga, explicó que el animal está en las dependencias del aeropuerto, "con todas las garantías".

El animal llegó a Barcelona el viernes procedente de EE UU. En la frontera tuvo que pasar los pertinentes controles para su entrada en la Unión Europea: la comprobación del microchip, que tenga una edad superior a tres meses y que esté vacunado contra la rabia.

El animal llegó con sus papeles en regla pero los responsables de la frontera no pudieron verificar el microchip, una información que sirve para relacionar al animal con la cartilla sanitaria y asegurarse de que está correctamente vacunado.

Ante esta situación, y la imposibilidad de leer el microchip, en caso que lo tenga el animal, las opciones pasan por devolver al animal a su lugar de origen o sacrificarlo.

La posibilidad de que el animal sea sacrificado movilizó a más de 80.000 personas, quienes firmaron un petitorio a través del sitio Change.org para que dejen salir del aeropuerto al cachorro, que permanece en las instalaciones desde el pasado viernes. Mercedes López, una persona cercana a los propietarios del perro Buddy, puso en marcha la iniciativa de recolección de firmas el sábado.

La petición se dirige al departamento de Sanidad Animal del aeropuerto de El Prat de Llobregat y al Ministerio de Agricultura para que "tome medidas y solucione la situación en la que se encuentra el cachorro". El perro es de procedencia estadounidense y su propietaria, que es española, lo consiguió en este país. Los propietarios del animal aseguran que el perro está en una nave del aeropuerto dentro de un transportín.

Comentarios