"Una de sal y una de arena"
Jueves 02 de Febrero de 2017

Judiciales

Crónicas temporada 2016/2017 Mar del Plata.

"Una de sal y una de arena". Crónicas temporada 2016/2017 Mar del Plata. Judiciales Jueves 2 de febrero. Junto al mar. La llegada de febrero, tan inexorable como avisada, puso en juego un costado permanente de MDQ al que, desde el punto de vista de los turistas, ni se menciona. Tribunales. Justicia. Con ellos un debate de fondo que la sociedad argentina esquiva, básicamente por dos cuestiones: cobardía y miedo. Mas de 160 días sin trabajar, al sumar descansos comunes y especiales, pone al sector judicial en condiciones privilegiadas por relación sueldo y obligaciones. El tema fue tratado por la prensa local y tres posiciones aparecieron claras. Tan cristalinas. Tan interesadas. Tan desapercibidas junto al mar.

Uno a favor. El presidente del Colegio de Abogados, Fabián Portillo, respaldó el proyecto que impulsará el gobierno nacional. "Con la Justicia que tenemos hoy, no podemos darnos el lujo de parar Tribunales por 45 días", dijo. Y explicó: "A veces es muy difícil decirles a nuestros clientes, en medio de un proceso judicial que es lento y complicado, que durante enero no se puede hacer ningún reclamo ni buscar novedades porque Tribunales está parado. Y eso no pasa solo en enero sino que también durante 15 días en invierno. Por eso, si este proyecto trae soluciones, mayor dinámica, y rapidez para brindar justicia, bienvenido sea".

Uno en contra. El secretario de Asuntos Internacionales y secretario general de la departamental Mar del Plata de la Asociación Judicial Bonaerense, Mariano Fernández, cuestionó el proyecto del ministro de Justicia. "Busca presionar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación a través del respaldo de la opinión pública en una cuestión históricamente planteada como un privilegio de antaño que tiene un Poder Judicial que no se condice con las exigencias de los tiempos modernos", sostuvo. Y agregó: "Esta forma de plantear el tema esconde el debate de fondo sobre el rol de la Justicia estatal en un estado republicano y democrático de derecho y coloca en la agenda política pública la discusión sólo sobre uno de los efectos del negado debate. Primero hay que determinar qué intereses debe proteger prioritariamente la Justicia estatal en la amplia gama de conflictos de intereses de orden laboral, civil, comercial, penal, contencioso administrativo, de familia judicializados, que son generados por la propia política socioeconómica del Estado; para luego ver qué perfil de magistrados se necesita, el método de selección, la composición de las plantas de trabajadores necesarias, los edificios que albergarán las distintas dependencias y la necesidad de recortar o suprimir o no la feria judicial, dado que el funcionamiento del poder judicial las 24 horas de los 365 días del año no garantiza la existencia de justicia real y concreta". Mas vueltas imposible. Los funcionarios K siguen siendo eso: funcionales a la monarquía atenuada. Es un destino.

Y finalmente un "Ni", casi un clásico. Los jueces se esconden en sus convenientes silencios y en las sombras donde vive "el oculto poder" de un poder que debería iluminarse. El presidente del Colegio de Magistrados, Rodrigo Cataldo, aseguró que la entidad no recibió "ni bien ni mal" el anuncio porque la decisión del gobierno nacional no afecta al Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires. "No depende del Poder Ejecutivo mover el horario judicial y la feria porque en materia provincial depende de la Suprema Corte. La ley 5827 le otorga la facultad exclusiva a la Suprema Corte con lo cual desde el Colegio de Magistrados de la provincia y local hasta tanto no existan algún proyecto en el Ministerio de Justicia provincial no nos vamos a expedir porque no tenemos ninguna constancia que pretendan hacer modificaciones", aclaró Cataldo.

Apenas salió el sol, considerando que se venía una semana ajetreada, todos usaron el último domingo de enero para tostarse. El si, el no y el mas o menos fueron semejantes. Protector solar, sombrilla y carpa. Minga de hábeas corpus.

Comentarios