Información Gral
Sábado 28 de Enero de 2017

Inusual maniobra en Ushuaia para reparar un buque de investigación

El National Geographic Orion averió su motor principal cuando regresaba de un viaje a la Antártida el pasado 26 de diciembre.

Un crucero de la National Geographic que estaba varado en la ciudad de Ushuaia desde hace un mes fue cargado ayer en otro barco de mayor porte que lo llevará a Europa para ser reparado, en una maniobra marítima que los especialistas calificaron de inusual debido al tamaño de ambas embarcaciones, el costo y el personal que involucró.

   "Es la primera vez que me toca observar una maniobra de estas características. Por la desplazamiento de los barcos involucrados es sorprendente. Por suerte se hizo en medio de condiciones meteorológicas favorables y resultó exitosa", dijo a Télam Andrés Giraudi, jefe de la división operaciones de la Prefectura Naval Ushuaia.

   El National Geographic Orion, una nave de 103 metros de largo, 14 de ancho y capacidad para 200 personas entre pasajeros y tripulantes, averió su motor principal cuando regresaba de un viaje a la Antártida el pasado 26 de diciembre.

   El crucero de cinco cubiertas logró llegar a la capital fueguina el 29 de diciembre, valiéndose de la propulsión de un motor auxiliar con el que navegó a muy poca velocidad, unos 5 nudos, por el pasaje de Drake, sin declararse en emergencia.

   Los técnicos diagnosticaron que el problema era mayor al esperado y que no podía ser solucionado en el país, por lo que el barco quedó anclado en Ushuaia y sus actividades de la temporada fueron canceladas.

   El transporte del navío hasta su sitio de reparación definitiva terminó resolviéndose mediante la contratación del carguero holandés Rolldock Storm, que llegó el jueves a las costas fueguinas y ayer a la madrugada realizó una maniobra sin precedentes para poder cargar la embarcación averiada en su propia estructura en el medio del mar.

   El Rolldock Storm es un buque multifuncional de 151 metros de largo, del que solo existe otro similar en todo el mundo, equipado con potentes grúas y con tres tipos de técnicas de carga de otros barcos.

   Para subir el barco averiado, el carguero sumergió una fracción del casco, inundando un espacio interior por donde ingresó el crucero por sus medios y con el auxilio de un remolcador.

   Giraudi detalló que el operativo incluyó el despliegue de los guardacostas 67 Río Uruguay y 81 Canal Beagle, además de un semirrígido con nadadores de rescate en prevención de algún accidente.

   "El buque holandés posee técnicas muy sofisticadas y está especializado en estas actividades; no obstante, las operaciones duraron casi siete horas", precisó el prefecto.

   El barco cargado con el crucero permanecerá otros dos días en rada y luego ingresará a puerto para efectuar los últimos ajustes antes de zarpar hacia Europa.

   Fuentes de la National Geographic deslizaron que el crucero estaría en reparaciones hasta abril, y que por ello ya fueron reprogramados los viajes. Solo en Ushuaia tenía 10 recaladas previstas esta temporada. Los pasajeros recibieron reembolsos por los pasajes emitidos.

Comentarios