Femicidio
Miércoles 10 de Mayo de 2017

Imputan por femicidio al padre de una chica que desapareció en Jujuy

Alejandra Oscari, de 22 años, desapareció el jueves último en la ciudad jujeña de San Pedro. El viernes hallaron un cadáver calcinado.

El padre de Alejandra Oscari, la joven de 22 años que desapareció el jueves último en la ciudad jujeña de San Pedro, fue detenido e imputado de femicidio, luego de que el viernes último se hallara a la vera de una ruta un cadáver calcinado que se sospecha pertenece a su hija, informaron ayer fuentes judiciales.

En tanto el hermano de Oscari fue demorado en las últimas horas para declarar nuevamente en el marco de la causa, ya que el fiscal Ernesto Resúa detectó "ciertas incongruencias en sus testimonios", agregaron las fuentes, quienes adelantaron que de aclararse las dudas podría ser liberado en las próximas horas.

Los voceros detallaron que el padre de la joven, Héctor Raúl Oscari, quedó imputado por homicidio agravado por femicidio y que será sometido a estudios para cotejar su ADN con el del cuerpo encontrado el viernes, ante la sospecha de que se trata de su hija.

Oscari padre designó ayer a Carlos Chacón como su abogado defensor y será indagado esta mañana a las 10 por el delito que se le imputa.

Si bien los peritajes realizados aún no confirmaron que el cuerpo hallado pertenezca a Alejandra Oscari, los investigadores informaron que existen indicios que relacionan con el hecho al padre de la joven.

El fiscal Resúa, dijo que "hay una probabilidad de que el cuerpo hallado el viernes sea de la persona que estamos buscando, que es Alejandra Oscari".

"Estamos analizando los últimos momentos de la víctima y sobre todo quiénes son las últimas personas con la que estuvo", agregó el funcionario judicial al detallar que la joven de 22 años asistía a un profesorado.

"Partimos del indicio de que es un cuerpo calcinado con serios signos de violencia al momento de su muerte, entonces la fiscalía dispuso una imputación por femicidio en la causa, lo que no implica que las personas sindicadas puedan ser autores o participes", explicó el fiscal.

De acuerdo a la autopsia realizada al cuerpo encontrado, la muerte se produjo por asfixia con monóxido de carbono y calcinamiento.

El hallazgo del cadáver se registró el viernes último, tras un llamado anónimo al 911 que alertó a la policía sobre la presencia de un cuerpo calcinado a la vera de la ruta nacional 34 y el cruce de la provincial 1, en el acceso a la ciudad de San Pedro.

Los voceros policiales dijeron que al arribar al lugar efectivos de la Seccional 2ª de esa localidad constataron que se trataba de una mujer que presentaba gran parte de su cuerpo calcinado y luego estimaron que se trataría de Alejandra, quien era buscada.

El padre de la joven había relatado que al regresar a su domicilio, que comparte con ella, no la había encontrado y que vio que la puerta estaba abierta y algunas pertenecías de su hija tiradas en el piso, aunque no había rastros de violencia en el lugar.

Marcha multitudinaria

Unas tres mil personas marcharon ayer en la ciudad de San Pedro de Jujuy para exigir justicia por el crimen de la joven que fue quemada viva y por lo que se encuentra detenido el padre de la víctima.

También en San Salvador de Jujuy se realizó una manifestación para pedir justicia por la sampedrina Alejandra Oscari, impulsada por organizaciones defensoras de los derechos de la mujer, gremios y sectores sociales y políticos.

En la capital, los manifestantes se concentraron frente a la Casa de Gobierno y marcharon por el centro de la ciudad.

Con la consigna "ni una menos, con vida nos queremos", unas tres mil personas, encabezadas por familiares y amigos de la víctima, marcharon en San Pedro para exigir el esclarecimiento del crimen de Alejandra Oscari.

La Justicia aún no tiene completa seguridad de que sea de Oscari el cuerpo calcinado hallado el viernes pasado a un costado de la ruta nacional 34, cerca del ingreso a San Pedro de Jujuy, donde vivía la víctima. La chica, quien estudiaba en el Instituto de Educación Superior número 9 Juana Azurduy, de esa localidad, había desaparecido el día anterior al hallazgo del cuerpo.

La autopsia determinó que fue quemada viva y, en un primer momento, los investigadores apuntaron a la pareja de la víctima, pero luego fue detenido el padre.

"Sentimos impotencia y temor porque sabemos que una mujer murió quemada viva y no sabemos quién es porque la Justicia no tiene las pruebas necesarias para saberlo", manifestó una de las compañeras de estudio de Oscari, durante la marcha, en San Pedro.

Verónica Aramayo, de la Multisectorial de la Mujer de Jujuy, sostuvo que "los estados nacional y provincial no están dando respuestas para evitar los femicidios".

"Son seis en lo que va del año y nadie responde", manifestó, y señaló que esa organización reclama la declaración de "emergencia" por la violencia de género.

Perpetua por matar al marido de su ex

Un joven fue condenado ayer por un jurado popular a prisión perpetua por haber matado a la actual pareja de su ex esposa, en un hecho ocurrido en Neuquén el año pasado y que fue considerado como "femicidio vinculado" porque sólo buscó causar "dolor" a la mujer.

La pena, que tiene pocos antecedentes en el país, fue dictada contra Juan Ernesto Calello, de 25 años, declarado penalmente responsable por el crimen de Patricio Escudero, también de 25, y fue impuesta por el juez técnico que dirigió el proceso, Mario Rodríguez Gómez, luego de que 11 de 12 ciudadanos votaran por aplicarla.

Desde el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén explicaron que el femicidio "vinculado o transversal" presenta la particularidad de los motivos por los que se comete el asesinato: matar a una persona, quizás desconocida para el autor, solamente para causarle dolor a una mujer con la que tiene o tuvo una relación de pareja.

Según se conoció durante el juicio, el hecho ocurrió el 29 de octubre de 2016 cerca de las tres de la mañana en el barrio Toma 2 de Mayo, de la ciudad de Neuquén, donde Calello entró a la casa de su ex pareja, Daiana Benítez, de 22 años, pese a que tenía restricción judicial de acercamiento por violencia de género y pateó la reja de entrada justo cuando Escudero, quien se encontraba allí, la estaba cerrando.

Sin mediar palabra, el ahora condenado le dio una puñalada en la zona izquierda de su cuerpo, que le provocó la muerte casi inmediatamente debido a graves lesiones en el corazón y el hígado.

"Si bien Calello no conocía a Escudero, ya le había anunciado a su ex pareja que si la veía con otro hombre, lo mataría. Claramente, cosificó a la madre de su hija, considerando que era algo de su propiedad y que no podía disponer de su vida", indicó el juez Rodríguez Gómez durante la lectura del fallo.

"Existen dos víctimas: Escudero, a quien el imputado dio muerte; y Benítez, quien debe cargar con el sufrimiento y la culpa de esa injustificada y grave agresión", agregó el magistrado al anunciar la pena a los presentes en la sala de audiencias. Además, el magistrado expresó que "esta calificación legal se aplica en aquellos casos en los que la intención es matar a un tercero para hacer sufrir a una persona con la que se mantiene o se ha mantenido una relación de pareja" y remarcó que "para este tipo de delito la única pena posible es prisión perpetua".

El juicio, que se desarrolló bajo la modalidad de jurados populares, se realizó durante la segunda semana de abril, cuando se declaró al imputado culpable del delito de "homicidio agravado por venganza transversal", conocido como "femicidio vinculado" (artículo 80 inciso 12 del Código Penal), con un veredicto de 11 votos contra 1.

En aquel momento, los querellantes, Nahuel Urra y Gustavo Lucero -quienes representaban una doble querella, por Daiana Benítez y por la familia Escudero- indicaron que "lo complejo es poder probar las intenciones que hay detrás de un hecho y en este caso se pudo acreditar que el propósito fue causar dolor". El viernes último se realizó la audiencia de determinación de la pena, en la que la fiscalía pidió prisión perpetua y los abogados defensores, Laura Giulliani y Daniel García Cáneva, plantearon que se había tratado de una pelea y que su cliente había actuado en "legítima defensa". El fiscal jefe Agustín García destacó que "es la primera vez que se logra un fallo bajo la figura de femicidio transversal en la Patagonia", y subrayó que "el juez aplicó la ley y fue respetuoso de lo que resolvió el jurado".

Juan Calello. El homicida.

Comentarios