Información Gral
Sábado 21 de Enero de 2017

Heroico rescate de turistas de un hotel sepultado por una avalancha en Italia

Una mujer y varios niños fueron sacados debajo de las ruinas del edificio cubierto por la nieve tras permanecer dos días atrapados.

Una mujer y cuatro niños fueron rescatados ayer entre las ruinas del hotel que el miércoles quedó sepultado por una avalancha de nieve en la región de Los Abruzos, en Italia, confirmó el jefe del Departamento de Protección Civil, Fabrizio Curcio.

Otras cinco personas fueron localizadas entre los restos del hotel, mientras los rescatistas trabajaban anoche para extraerlos.

Los rescatados son la esposa y el hijo varón de Giampiero Parete, el primer sobreviviente hallado el jueves, quien se encontraba junto con Fabio Salzetta fuera del hotel en el momento del alud de nieve por lo que se refugiaron dentro de un automóvil.

La hija, Ludovica, de 6 años, también fue extraída ayer de las ruinas del hotel, por lo que todo la familia se salvó del alud, otro milagro.

Otros tres niños fueron extraídos alrededor de las 18.30 (14.30 de Argentina).

"Bomberos extraen a tres niños con vida de entre los escombros, la búsqueda sigue", indicaron los bomberos en un mensaje en Twitter.

Si se suman los dos adultos que fueron rescatados el jueves, el número total de sobrevivientes del hotel Rigopiano asciende a 12 personas. Dos de ellos sobrevivieron ya que en el momento en que se produjo la avalancha se encontraban fuera del hotel.

El número total de sobrevivientes no estuvo claro al principio, en medio de la confusión entre el número de personas identificadas y la cifra de personas efectivamente rescatadas.

En tanto, dos cuerpos sin vida fueron extraídos del hotel, según informaron el jueves las autoridades.

Médicos de un hospital de Pescara dijeron que la madre y el niño rescatados lograron sobrevivir 40 horas atrapados en el hotel debido a que estaban vestidos con ropa abrigada cuando la avalancha golpeó el edificio.

Más de 20 huéspedes y miembros del personal del hotel Rigopiano, en Farindola, continúan desaparecidos después de que varios terremotos de magnitud 5 sacudieran el centro de Italia originando la avalancha del miércoles.

Según el director del hotel de cuatro estrellas, en el edificio se encontraban 35 personas en el momento en que el edificio quedó completamente sepultado y en parte fue arrastrado por la avalancha.

El hotel se encuentra a 1.200 metros de altitud, a los pies del macizo de Gran Sasso, a unos 45 kilómetros de la costa adriática. Según los servicios de rescate, es posible que haya más sobrevivientes, incluso en las difíciles condiciones meteorológicas, si se habían formado bolsas de aire dentro del hotel.

En la región de Los Abruzos nieva desde hace días y se formó una capa de varios metros. Al parecer, tras los fuertes sismos del miércoles los huéspedes del hotel tenían previsto abandonar el lugar. Ya habían dejado sus habitaciones y tenían el equipaje preparado pero no llegó ningún vehículo a recogerlos.

Según el servicio de guardabosques de la localidad de Roccaraso, los primeros rescatistas tuvieron que desplazarse hasta el hotel en esquíes y llegaron allí a la madrugada. "No quedaba casi nada. Sólo una colina blanca", dijo el guardabosque.

"Esperamos encontrar más sobrevivientes, escuchamos sus voces, pero no sabemos cuántos son. Es posible que se hayan creado burbujas de aire bajo los escombros, lo que les ha permito sobrevivir", explicó ayer Roberto Carminucci, coordinador del equipo de rescate alpino.

Algunos de los sobrevivientes que aún se encuentran bajo la montaña de nieve y escombros han hecho fogatas para resistir, lo que ha permito localizarlos.

"Vimos humo, había unos cuantos pequeños incendios dentro de los escombros cubiertos por metros de nieve y deducimos que si había fuego había aire, así que empezamos a excavar", contó Marco Bini, de la Guardia de Finanzas.

Las avalanchas registradas en Los Abruzos tras los terremotos del miércoles dejaron en total cinco muertos, dijo Titti Postiglione, director del servicio de Emergencias de la Protección Civil.

A los dos fallecidos en el hotel se suman dos personas en el pueblo de Ortolano y una tercera en Crognaleto, donde aún hay un desaparecido.

La zona afectada es la misma que fue devastada en agosto por otro terremoto, en el que murieron 299 personas. Los sismos del miércoles se sintieron también en Roma, a 150 kilómetros de distancia, y dejaron aislados a muchos habitantes.

En Acquasante Terme, al norte de Amatrice, fueron rescatadas ayer seis personas, una de ellas una mujer de 90 años. En la misma zona fue rescatado un ganadero de 25 años que llevaba tres días desaparecido.

"Vimos humo. Había unos cuantos pequeños incendios dentro de los escombros cubiertos por metros de nieve"

Comentarios