Facebook
Martes 18 de Abril de 2017

Hallan muerto al hombre que mató a un anciano y lo transmitió por Facebook Live

Steve Stephens se pegó un tiro mientras lo perseguía la policía. El hombre había asesinado a un septuagenario a sangre fría y lo publicó en la red social.

El FBI encontró hoy en Pensilvania el cuerpo sin vida de Steve Stephens, apodado el "asesino de Facebook", quien el pasado domingo asesinó a un anciano y lo retransmitió en directo por la red social.
La policía había lanzado una búsqueda a nivel nacional de Steve Stephens, el hombre que el domingo de Pascua emitió por Facebook un vídeo el asesinato a sangre fría de un anciano de Cleveland (Ohio) y que anunció su intención de seguir matando por un despecho amoroso. De momento, Stephens, al que algunos medios de este país han bautizado como el asesino de Facebook, está burlando el cerco policial.
"No hemos localizado a Steve, pero estamos utilizando todas las herramientas disponibles para encontrarle y detenerle", afirmó este martes Calvin Williams, el jefe de la policía de Cleveland. "Hemos recibido llamadas de gente por todo el país y tan lejos como Texas. Seguimos insistiendo: si creen ver a Steve o el vehículo en que se fugó queremos que llamen al 911 (número de emergencia)", dijo Williams en una rueda de prensa.
Embed
De acuerdo a la recreación realizada por Facebook, Stephens publicó un vídeo el domingo a la tarde en el que decía que tenía la intención de matar a alguien, y dos minutos más tarde, difundió el vídeo del crimen, pero no lo hizo en directo en Facebook Live como se había dicho en un principio.
Su víctima fue Robert Godwin, de 74 años, que fue asesinado a quemarropa por Stephens cuando regresaba a su casa después de una cena de Pascua. Al parecer, fue elegido al azar. El hombre tenía 74 años, nueve hijos y 14 nietos. "He matado a 13 y voy en busca del 14 mientras estoy hablando", declaró el presunto asesino en el vídeo. Sin embargo, la policía dice que solo tiene información de esta víctima con arma de fuego en la zona.
Se trató del último crimen publicado a través de Facebook, una práctica cada vez más común y que la red social trata de frenar. A principios de mes, un grupo de jóvenes retransmitió en directo la violación de una niña de 15 años en Chicago.
En la misma ciudad, otros cuatro jóvenes grabaron en directo una paliza a un chico con discapacidad mental. En enero, tres jóvenes también filmaron la violación de una mujer en Suecia. Los vídeos fueron borrados por Facebook y la cuenta del sospechoso deshabilitada unas dos horas después de que empezara a colgar los vídeos.

Comentarios