Córdoba
Viernes 19 de Agosto de 2016

Fue liberada la joven condenada en Tucumán por un aborto

Belén salió anoche de la cárcel en la que pasó dos años tras sufrir un aborto espontáneo. Un tribunal la había condenado a 8 años de prisión

Belén, la joven que fue condenada por la muerte de su bebé, fue liberada anoche a más de 48 horas de emitida la orden de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán.

La joven —cuyo verdadero nombre no se difunde para preservar su identidad— abandonó la Unidad Penitenciaria Nº-4 de Banda del Río Salí poco después de las 20.30 acompañada por un grupo de mujeres de entidades civiles que la resguardaron de los medios de comunicación.

Según fuentes judiciales citadas por Periódico Móvil, la demora para liberarla obedeció a diversos trámites, entre ellos, la presentación de dos fiadores que garanticen la caución de 40 mil pesos requerida para liberar a la joven.

A raíz de la demora su abogada defensora, Soledad Deza, presentó un recurso de habeas corpus requiriendo la inmediata liberación de su defendida.

Según el escrito "son muchos los obstáculos burocráticos al día de la fecha para concretar su salida del penal, lo que debió ser un acto inmediato".

La Corte Suprema de Justicia ordenó el martes la liberación de Belén por considerar que su prisión preventiva había sido prorrogada por el tribunal que la condenó de manera irregular, ya que ni siquiera había sido pedida por la fiscalía.

Los integrantes de la Corte entendieron que no había riesgo alguno de que la condenada entorpeciera el proceso judicial en la que está involucrada, por lo que ordenaron el cese de prisión aunque no analizaron la cuestión de fondo.

El tribunal integrado por Dante Ibáñez, Néstor Macoritto y Fabián Fradejas, había condenado a Belén en abril a ocho años de prisión por considerarla culpable de homicidio agravado por el vínculo. Al mismo tiempo, los jueces decidieron que la joven debería seguir privada de su libertad hasta que la sentencia quede firme, resolución que fue apelada por la abogada Soledad Deza.

De esa manera, la joven esperará en libertad a que el Máximo Tribunal resuelva si la sentencia en su contra queda firme o es revocada.

Belén tiene 27 años y hace dos que estaba presa, tras haber sufrido un aborto espontáneo, según ella aseguró a los médicos que la atendieron.

Su caso cobró una gran notoriedad y tuvo mucha difusión impulsada por grupos feministas y las mujeres nucleadas en torno a #NiUnaMenos porque la sentencia generó una fuerte polémica, tan grande como la diferencia que existe entre un aborto espontáneo y un homicidio.

Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales también exigieron que "se tomen medidas para la inmediata liberación de Belén en virtud de las violaciones que se cometieron, sin respetar estándares internacionales de Derechos Humanos".

La última marcha para pedir su liberación fue el sábado, cuando más de 1.500 personas se juntaron en Tucumán para reclamar por su caso. Se extendió a distintas ciudades del país.

Comentarios