Información Gral
Sábado 13 de Mayo de 2017

Fervor y multitudes por el Papa y la Virgen de Fátima en su visita a Portugal

El pontífice argentino tocó tierra cerca de las cuatro de la tarde en la base aérea militar de Monte Real, en el centro del país, donde fue recibido por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

El Papa Francisco aterrizó ayer en Portugal para realizar su primera peregrinación al santuario de Fátima, donde una marea de peregrinos le espera para celebrar el centenario de las apariciones de la Virgen María a tres pastorcitos.

   El pontífice argentino tocó tierra cerca de las cuatro de la tarde en la base aérea militar de Monte Real, en el centro del país, donde fue recibido por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

   "Este viaje es un poco especial, es un viaje para orar y un reencuentro con Dios y la Santa Madre de Dios", dijo Francisco a los periodistas a bordo de su avión.

   En Fátima, una multitud calculada en 400 mil fervientes peregrinos estallaron en aplausos cuando vieron en las pantallas gigantes el aterrizaje y luego, con más ímpetu aún, cuando el Papa salió del avión.

   Francisco recorrió en helicóptero los 40 kilómetros desde la base militar hasta el estadio de Fátima, donde subió al "papamóvil" en el que se dio un verdadero baño de masas durante cinco kilómetros hasta llegar al santuario mariano.

   En este lugar, hoy, canonizará a dos de los tres pastores a los que, según la tradición católica, se les apareció la Virgen de Fátima.

   El Papa realizó ocho minutos de rezo en privado en el interior del santuario antes de dirigir los rezos vespertinos.

   Desde la madrugada, peregrinos venidos de todo el mundo confluyeron en este lugar de gran fervor popular, entre oraciones y cantos religiosos, ondeando banderas de sus diferentes países.

   "Es una excelente ocasión para encontrarse con el Papa, o al menos verlo pasar en el papamóvil. Será maravilloso", dijo Lintoy Quankep, un sexagenaria de Trinidad y Tobago.

   "Este es un gran acontecimiento mundial para la religión católica. Ya vimos al Papa en Paraguay cuando fue. Pero es diferente acá, el ambiente es muy religioso", dijo Carolina Palacios, una funcionaria paraguaya de 48 años que peregrinó junto a 60 personas desde su país.

   El Papa, que profesa una intensa devoción a la Virgen María y aprecia la vitalidad de la piedad popular que pudo ver en América Latina, estará menos de 24 horas en Fátima, donde se espera que confluyan hasta un millón de personas.

   "Pido a todos ustedes que se unan a mí como peregrinos de la esperanza y de la paz: que sus manos en oración continúen sosteniendo las mías", escribió en Twitter.

   El plato fuerte de su visita tendrá lugar hoy coincidiendo con el centenario de las primeras apariciones marianas a los tres pastorcitos. Las autoridades portuguesas han desplegado un enorme dispositivo de seguridad, movilizando a unos 6.000 agentes.

   Aún recuerdan cuando un sacerdote español intentó matar con una bayoneta al papa Juan Pablo II en Fátima en mayo de 1982.

Comentarios