Información Gral
Miércoles 08 de Marzo de 2017

¿Explican casos de cáncer en Santa Fe?

Damián Verzeñassi, director del Instituto de Salud Socioambiental de la Universidad Nacional de Rosario, comenzó en 2010 una novedosa experiencia con los estudiantes del último año de Medicina: cinco días de investigación de campo en poblaciones rurales con menos de 10.000 habitantes.

Damián Verzeñassi, director del Instituto de Salud Socioambiental de la Universidad Nacional de Rosario, comenzó en 2010 una novedosa experiencia con los estudiantes del último año de Medicina: cinco días de investigación de campo en poblaciones rurales con menos de 10.000 habitantes.

Durante ese lapso, los alumnos visitan, entrevistan y toman muestras del estado de salud de los vecinos, definen diferentes diagnósticos e introducen todos esos datos en un sistema estadístico.

"Cuando empezamos a ver los datos nos dimos cuenta de que el resultado de las encuestas era muy similar en localidades de diferentes provincias, alejadas entre sí, y muy diferentes del perfil de Argentina", contó el médico. Mientras que en Argentina la principal causa de muerte son los problemas cardiovasculares —los infartos—, en las comunidades investigadas, la enfermedad más mortífera era el cáncer. Además, se daban muchos trastornos endocrinos, como el hipotiroidismo.

"En busca de una respuesta que aclarase esta desviación del perfil nacional, los investigadores comprendieron que 23 de las 26 comunidades estudiadas, —el 80 por ciento de un universo de 87.382 personas—, se encontraban a menos de 1.000 metros de campos de fumigación", relató.

Según los datos publicados por los alumnos de Verzeñassi, si se suman los casos de cáncer diagnosticados desde el 2000 hasta el 2015 en estas localidades, la mitad ocurre en los últimos cinco años. "¿Esto significa que pasó algo en el 2010? No, significa que 10 o 15 años atrás tiene que haber pasado algo. Ese algo se evidencia diez años más tarde, que es más o menos el tiempo que tarda un cáncer en desarrollarse", explicó el profesor.

El 80 por ciento de las comunidades investigadas estaban a 1.000 metros de campos de fumigación

Comentarios