Información Gral
Domingo 04 de Junio de 2017

El Papa cantó junto a miles de católicos carismáticos en una manifestación romana

Otro gesto diferenciador de Francisco con sus predecesores: aceptó y sostiene al ala carismática como un actor clave dentro de la Iglesia

El Papa Francisco se sumó a miles de católicos carismáticos, pentecostales y evangélicos que realizaron ayer una emotiva manifestación en Roma para demostrar la unidad entre cristianos.

En realidad, el Papa se agregó al grupo de cantantes, algo raro para un Sumo Pontífice que dice no tener oído para la música, y levantó sus brazos al final de la vigilia celebrada en el Circo Máximo de Roma.

Más que sus predecesores, el Papa ha aceptado el ala carismática de la iglesia católica, a pesar de que de joven desestimó a los carismáticos como una "escuela de samba".

El evento de ayer dio a entender que el Papa ve a los carismáticos como actores claves para reducir la división entre cristianos e iglesias que muchas veces son los principales competidores de almas en Africa, Asia y Sudamérica.

"Tenemos diferencias, pero queremos tener una diversidad reconciliada", dijo el Papa.

La celebración de ayer conmemoró el 50º aniversario de la Renovación Carismática Católica (RCC), la cual tiene sus orígenes en un retiro sostenido en 1967 en la Universidad Duquesne, en Pittsburgh (Estados Unidos).

Antes de dicho evento, el Papa Francisco dialogó ayer en el Vaticano con cerca de 400 niños procedentes de localidades del centro de Italia afectadas en los últimos meses por diversos terremotos que golpearon al país.

Tren de los niños

El acto formó parte del proyecto "El tren de los niños", una iniciativa impulsada por la organización Cortile dei Gentili, una estructura del Consejo Pontificio de la Cultura que traslada al Vaticano a menores para que puedan conocer y conversar con el Papa.

En esta quinta edición, los niños llegaron de localidades como Norcia, Cascia, Accumoli, Amatrice, Arquata del Tronto y Acquasanta Terme, situadas en las regiones del Lacio, Las Marcas y Umbría, zonas que presentan severos daños como consecuencia de los movimientos telúricos que ocurrieron desde agosto de 2016 en el país, según consignó Efe.

Los niños fueron recibidos en el Vaticano por la Asociación "Sport Senza Frontiere" y la orquesta Maré do Amanh, cuyos músicos proceden de una favela de Río de Janeiro, tras lo cual mantuvieron el encuentro con en el Aula Paulo VI con Francisco, a quien le entregaron dibujos que habían pintado en sus escuelas.

Antes de iniciar la conversación con el Pontífice posaron para una foto de grupo y lanzaron varios globos blancos al aire en memoria de las víctimas de los terremotos.

Comentarios