Información Gral
Martes 01 de Agosto de 2017

El dueño de un bar expulsó a siete curas pensando que estaban disfrazados para una despedida de soltero

Los seminaristas británicos iban a celebrar la ordenación de uno de ellos, pero al ingresar les indicaron que la política del lugar no permitía ingresar "vestidos con disfraces ni en despedidas de solteros".

Siete jóvenes seminaristas de Cardiff (Reino Unido) decidieron entrar a un bar de la localidad el pasado sábado, pero no contaron con la reacción del encargado del local. Es que según informa Telegraph, los aspirantes a sacerdote querían tomar algo en el pub City Arms, pero el dueño los invitó a irse porque creía que iban disfrazados para una despedida de soltero.
Según cuenta al portal, el padre Michael Doyle, uno de los curas que asistieron al bar, los compañeros querían celebrar la ordenación como sacerdote de uno de ellos en el bar, y el City Arms de Cardiff es uno de sus preferidos de la ciudad.
curas.jpg
Cuando intentaron agregar -ataviados con sotana y alzacuellos- el portero les dijo amablemente que "tenían una política de no dejar entrar a los clientes vestidos de fiestas de disfraces o despedidas de soltero".
Cuando ya se estaban marchando, el gerente del bar, Matt Morgan, los vio y les preguntó si la vestimenta era de verdad, a lo que recibió la lógica respuesta de "sí".
Entonces, los encargados del local le pidieron disculpas al grupo, que se quedaron toda la tarde celebrando y hablando con los parroquianos del local. "No es algo de todos los días que un grupo de curas beban en tu bar, serán bienvenidos siempre que quieran volver", señaló el gerente.

Comentarios