Información Gral
Domingo 01 de Octubre de 2017

El cine argentino se llenó de premios en el Festival de San Sebastián

Sofía Gala y la directora Anahí Berneri fueron galardonadas por "Alanis", la dura película protagonizada por la hija de Moria Casán.

El cine argentino recogió ayer tres premios en la 65a edición del Festival de San Sebastián, que recayeron en Anahí Berneri en la categoría mejor dirección por "Alanis"; en Sofía Gala como mejor actriz por su protagónico en el mismo film, y en Diego Lerman y María Meira para mejor guión por "Una especie de familia". A escasos 50 kilómetros de allí, en el Festival de Cine de Biarritz de América Latina (Francia), Daniel Aráoz fue distinguido como mejor actor por su interpretación en "Una especie de familia".

Si bien el Festival de Cine de San Sebastián llenó de premios a los argentinos, el premio mayor, la Concha de Oro, quedó para la estadounidense "The Disaster Artist", del director y actor James Franco.

   Para la prensa, la verdadera hazaña de la noche fue de la argentina Berneri, la primera mujer en ganar el premio a mejor director desde que el festival comenzó en 1953. "Somos muchas las directoras que merecemos este premio", señaló Berneri (nacida en Martínez, en 1975), que obtuvo el galardón por su quinto largometraje "Alanis". Dijo sentir "orgullo y responsabilidad", sobre todo por haber logrado el hito con una "película que habla de la prostitución y de una mujer que no se victimiza y toma sus propias decisiones sobre su cuerpo", en referencia al personaje central de su obra. Sofía Gala Castiglione, que encarna a la prostituta que lucha por trabajar y mantener a su hijo —que da el nombre al filme—, recibió la Concha de Plata a la Mejor Actriz. "Estoy muy feliz de haber ganado con este papel que amé", dijo en rueda de prensa Castiglione, de 30 años hija de la mediática Moria Casán.

    "Que honor enorme, este es un premio soñado en un festival que adoro. Comparto este premio con todas las directoras mujeres y muy especialmente con todas las mujeres que inspiraron Alanis y nos contaron sus historias de vida", dijo Anahí Berneri al recibir la Concha de Plata a la mejor dirección. Sofía Gala, dedicó al premio a su "mamá (Moria Casán), su hija, y su hijo" y "también a las mujeres fuertes de las que habla la película", al recibir la Concha de Plata a la mejor actriz por su papel de una prostituta en "Alanis", durante la ceremonia que se desarrolló en el Palacio Kursaal de San Sebastián, a orillas del mar Cantábrico.

Lerman, a su turno, eligió la reivindicación gremial. "Quiero dedicar este premio a mis colegas de cine argentinos que estamos viviendo una situación difícil y frágil, donde sufrimos la posibilidad de poder dejar de hacer películas como 'Una especie de familia', quiero apoyar la pluralidad y diversidad de miradas, los distintos tamaños de producción, recuperar la humanidad sobre el mercado de películas", dijo Lerman al recibir el premio al Mejor Guión, en la misma ceremonia. Lerman, junto a su coguionista de siempre, María Meira, obtuvo el premio al mejor guión por Una especie de familia. Fue un anoche de dobles alegrías para Lerman, ya que en el Festival de Biarritz la película también ganaba un premio, el de mejor actor para Daniel Aráoz. Hacia allí se dirigía anoche el director argentino

El gran actor norteamericano John Malkovich, la actriz argentina Dolores Fonzi, la española Emma Suárez y el guionista vasco Jorge Guerrica Echevarría, fueron algunos de los miembros del jurado oficial de la 65ª edición de San Sebastián, que entregó la Concha de Oro a la Mejor Película a "The Disaster Artist", filme que protagoniza y dirige James Franco. A estas distinciones se sumó el prestigioso premio Donostia a la trayectoria que recibió el martes pasado Ricardo Darín, redondeando una de las más exitosas performances del cine argentino en el festival español de las que se tenga memoria.

El gran ganador

En una 65ª edición con una sección oficial muy heterogénea, el jurado presidido por el actor estadounidense John Malkovich entregó a la hilarante comedia "The Disaster Artist" el máximo galardón de la noche en el festival donostiarra. Franco encarna al excéntrico y nada talentoso actor Tommy Wiseau quien realmente rodó su propia película, "The Room", un absurdo cinematográfico considerado uno de los peores filmes de la historia.

   Acompañado en la pantalla por su hermano Dave y su amigo Seth Rogen, Franco recrea el disparatado rodaje de esa película, que se ha convertido en objeto de culto y suele ser plato fuerte de festivales de cine "trash" (basura). "Todos estamos un poco locos y todos tenemos grandes sueños", dijo Franco, un prolífico actor nominado al Oscar en 2010 por "127 horas". "Espero que en estos tiempos de locura, este filme dé un poco de luz e inspiración a todos nosotros".

Comentarios