España
Viernes 24 de Junio de 2016

El avión solar cruzó el océano Atlántico

El avión Solar Impulse-2, propulsado únicamente por energía solar, aterrizo ayer en la ciudad española de Sevilla después de 70 horas de vuelo que le llevó atravesar el océano Atlántico, configurando otro récord, según informaron ayer los organizadores del proyecto.

El avión Solar Impulse-2, propulsado únicamente por energía solar, aterrizo ayer en la ciudad española de Sevilla después de 70 horas de vuelo que le llevó atravesar el océano Atlántico, configurando otro récord, según informaron ayer los organizadores del proyecto.

El avión ultraligero, pilotado por el aventurero y científico suizo Bertrand Piccard, partió hace tres días del aeropuerto neoyorquino John F. Kennedy después de atravesar en varias etapas Estados Unidos.

"¡Muchas gracias a todos por los mensajes! ¡Estamos en España!", tuitearon a primera hora de la mañana los organizadores en español.

Se trata del primer avión solar que cruza el Atlántico. Con una vuelta al mundo a bordo del Solar Impulse-2, Piccard y su colega André Borschberg pretenden promover el uso de energías renovables.

El avión está hecho de fibras de carbono y tiene una envergadura de 72 metros. Había iniciado su vuelta al mundo en marzo de 2015 en el emirato de Abu Dhabi.

La nave aterrizó a las 5.38 GMT en la ciudad del sur de España, donde fue escoltado por una pareja de cazas y por la Patrulla Aguila del Ejército del Aire español, que dibujó en el aire los colores de la bandera española.

Completaba así la etapa número 15 de su vuelta al mundo, tras haber pasado por Omán, India, Myanmar, China, Japón y Estados Unidos. Se trata del vuelo más largo que ha pilotado Piccard a bordo del avión experimental.

Según explicó Borschberg, se eligió Sevilla como punto de aterrizaje por motivos geográficos y meteorológicos, pero también debido a que la ciudad española fue una de las primeras en apostar por las energías renovables y cuenta con las primeras torres termosolares de Europa.

El año pasado, Borschberg sobrevoló el océano Pacífico durante cinco días y sus noches, estableciendo un récord mundial de vuelo sin escalas y en solitario.

Comentarios