Información Gral
Jueves 31 de Agosto de 2017

El ADN del semen en el cuerpo de Anahí es de quien tenía su celular

Giro en el crimen de la adolescente: se comprobó que abusó de la chica un individuo detenido en un primer momento por encubrimiento

El cotejo del ADN del semen hallado en el cuerpo de Anahí Benítez dio positivo con uno de los detenidos: se trata de Marcelo Villalba, de 40 años, el hombre que tenía el celular de la chica asesinada y que hasta ayer estaba acusado de "encubrimiento agravado".

Ayer se comprobó entonces que Villalba abusó de la adolescente de 16 años que había desaparecido el 29 de julio y fue encontrada el 4 de agosto en el predio de Santa Catalina de Lomas de Zamora.

Ahora los investigadores buscarán probar que Villalba fue cómplice de Marcos Bazán, el otro detenido que tiene el caso y en cuya casa hallaron los primeros rastros de la chica.

A Villalba fue su hijo quien, en definitiva, lo envió a prisión. Es que los investigadores dieron con Villalba el 16 de agosto pasado, cuando se activó el IMEI (número de Identidad Internacional de Equipo Móvil) del celular de Anahí a unos 800 metros del predio de Santa Catalina.

Cuando la Policía llegó al lugar de Llavallol donde marcaba la señal, encontraron que un adolescente tenía en su poder el teléfono de la chica con otro chip. "Me lo regaló mi papá", dijo el chico.

Así fue que las fiscales de Lomas de Zamora decidieron allanar la casa de Villalba y detenerlo por "encubrimiento agravado". Les llamó la atención que el teléfono estaba pintado y que en el baldío de al lado de la vivienda estaba la carcasa del Samsung Core de Anahí.

Tras hacerle pericias psiquiátricas, las fiscales indagaron en dos oportunidades a Villalba. Primero se negó a declarar y luego pidió ampliar su indagatoria, dejó que le saquen sangre y contó que el teléfono de Anahí lo había encontrado en la calle y que se había deshecho del chip, de la carcasa y, luego de desbloquearlo con ayuda de su hermano, se lo regaló a su hijo de 17 años.

El caso dio un giro el lunes pasado cuando se conoció que, si bien la autopsia no había mostrado signos de violación, una pericia complementaria determinó que en el cuerpo de Anahí había semen.

Para las fiscales, la chica no sólo estuvo cautiva en la casa de Marcos Bazán del predio de Santa Catalina sino que allí también fue abusada; luego golpeada y sofocada hasta la muerte. Y, consideraban, que el asesino no actuó solo y que al menos participó una persona más.

El cotejo de ADN positivo con Villalba lo ubica como uno de los que abusó de Anahí. Ahora buscan probar si conocía a Bazán.

Marcos Bazán fue detenido dos días después del hallazgo del cuerpo. Un perro rastreador de la Dirección de Defensa Civil de Escobar marcó la presencia de la huella de olor de Anahí en un galpón situado en la parte trasera de la casa de Bazán. Además, ese perro encontró el rastro de la víctima en el trayecto desde la vivienda hasta el lugar donde fue hallado el cuerpo.

Bazán amplió su declaración el lunes y su abogado Lucio de la Rosa declaró que la fiscalía "reformuló la descripción del hecho y le sumó una persona más, a determinar su identidad". Sería Villalba.

Comentarios