Información Gral
Miércoles 28 de Junio de 2017

Dueños de estancias abandonan a peones varados en la nieve

Hay trabajadores rurales aislados sin leña ni garrafas para calefaccionarse, con 20 grados bajo cero, en puestos de Paso de Indios.

El intendente de la localidad chubutense de Paso de Indios, Mario Horacio Pichiñan, les pidió a los dueños de estancias que no abandonen a los peones rurales "a la buena de Dios" y que tengan "un mínimo de sensibilidad y compromiso con sus trabajadores" en medio de las bajas temperaturas que alcanzan los 20 grados bajo cero.

La indignación del intendente llegó luego de que la Municipalidad tuviera que asistir a trabajadores mayores, en parajes inaccesibles bloqueados por la nevada, que no tenían ni garrafa ni leña para calefaccionarse, publicó el diario Página 12 en su edición digital.

Desde hace más de dos semanas la temperatura en Paso de Indios no sube los 3 grados bajo cero durante el día y los 20 bajo cero durante la noche.

En medio del intenso temporal de nieve y frío el intendente fue hasta las radios locales para hacerles un insólito pedido a los patrones de estancia. "Nosotros iremos cuántas veces sea necesario, pero nos parece que hay quienes deben preocuparse más que nosotros y están calentitos en sus casas", los criticó Pichiñan.

"Lo único que les pido a los dueños de los campos es que tengan un mínimo de sensibilidad y compromiso con sus trabajadores, que les cuidan el capital, que se presenten en los campos y les den una mano y no los dejen abandonados a la buena de Dios", pidió el funcionario e insistió: "Que asistan a sus trabajadores rurales dada la situación de emergencia producto del temporal de nieve y los fríos extremos que se están soportando en esta región".

Las declaraciones del jefe del municipio, situado a 360 kilómetros de Rawson, llegaron luego de tener que asistir a un peón rural de 76 años en una localidad situada a 50 kilómetros del pueblo "porque no tenía nada, ni garrafa, ni leña" a pesar de las temperaturas extremadamente bajas.

Pichiñan se mostró indignado con la situación e informó que deben ser alrededor de 12 los pobladores rurales dispersos que no pudieron asistir a causa de que los caminos están bloqueados por la nieve.

"Cuando llegamos estaba calentándose con las pocas varillas que le quedaban para el alambrado", contó el intendente. "Lo que más nos preocupa en realidad es la situación de los abuelos, los peones de mayor edad, que son los que no tienen ningún tipo de cobertura", subrayó.

Pichiñan contó el caso de otro señor mayor, llamado Emiliano Colihuinca, "que vive lejos del pueblo y se vino a caballo para a buscar víveres y se volvió, no sabemos en qué condiciones, porque la verdad es que la situación está muy complicada y a todos estaremos visitando ni bien se den las condiciones y se pueda".

Comentarios