Información Gral
Viernes 24 de Marzo de 2017

Detuvieron al padrastro de la nena de 12 años que fue hallada violada y estrangulada

La niña había desparecido el último miércoles cuando iba a la escuela. La denuncia la había hecho el propio acusado.

Una niña de 12 años que había desparecido el último miércoles fue encontrada asesinada, con signos de haber sido violada y estrangulada, en el pueblo de Saladillo, unos 50 kilómetros al este de la ciudad de San Luis, y por el hecho el padrastro quedó detenido.
El cuerpo de Florencia Abril Di Marco, quien había desaparecido el miércoles por la mañana, fue hallado por un grupo de vecinos alrededor de las 18 de este jueves en un terraplén, unos dos metros abajo del puente de la ruta 41, sobre el arroyo Saladillo.
Los lugareños hallaron el cuerpo de la nena cuando se acercaron al lugar para recoger "yuyos" para acompañar el mate.
El cuerpo de la niña estaba desnudo de la cintura para abajo y sólo tenía colocada una media y según las pericias habría sido violada en reiteradas ocasiones y estrangulada, mientras que también presentaría signos de abuso de antigua data.
Antes de ser identificada la víctima, el forense Ricardo Torres dijo en declaraciones reproducidas por el diario de La República que la niña fue estrangulada.
El perito aseguró que no detectó signos de defensa y dijo que hay indicios de que la nena había sido víctima de múltiples abusos con anterioridad.
"Posiblemente esta nena vivió un calvario por abusos reiterados", señaló Torres, mientras sostuvo que el deceso de la víctima "se habría producido 30 o 32 horas antes del hallazgo del cuerpo".
La menor presentaba una contusión en el rostro recibida después de muerta y se estima que fue arrojada al vacío desde el puente, de unos dos metros de altura, por lo que se puede concluir que el lugar del hallazgo no es el mismo que el que se cometió el crimen.
Torres sostuvo que en los primeros exámenes se pudo concluir que hubo sangrado y también se encontraron rastros de semen.
La desaparición de la menor había sido denunciada por su padrastro, Lucas Gómez, que estaba a su cuidado al igual que de dos hermanos menores, que son hijos suyos, porque la madre se encontraba internada a punto de parir, un hijo de Gómez.
El padrastro dijo que dejó por la mañana del miércoles a la niña en la escuela y cuando la fue a buscar al mediodía, se dio cuenta que nunca había ingresado.
Tras buscarla en distintos sitios, y según los dichos del hombre, realizó la denuncia policial alrededor de las 14 del mismo día y desde ese momento se inició la búsqueda.
Horas más tarde, la mochila de la niña fue encontrada en un descampado del barrio El Lince, por lo que a partir de ese hallazgo, unos 250 efectivos se sumaron a los rastrillajes, que derivaron en el peor final.
Una cámara de seguridad registró el momento en el que el auto del padrastro de Florencia pasó por la escuela a las 7.35, aunque las autoridades del establecimiento aseguraron que la niña nunca ingresó.
Este viernes al mediodía, y según informó la prensa local, la casa de la víctima ubicada en el Barrio Lucas Rodríguez, fue allanada por la Policía por orden de la jueza Virginia Palacios y el padrastro de la nena quedó detenido.
La jueza, que no descartó que haya otros involucrados, habría ordenado la detención de Gómez, debido a la declaración de un testigo que habría visto el momento en que el cuerpo de la nena fue arrojado desde el puente.

Comentarios