Información Gral
Miércoles 27 de Septiembre de 2017

Después de 60 años, vuelve el Transbordador de La Boca

El restaurado Puente Transbordador Nicolás Avellaneda, uno de los ocho que quedan en pie a nivel mundial e ícono del barrio porteño de La Boca, se pondrá en funcionamiento mañana después de 57 años para transportar a una treintena de vecinos seleccionados por sorteo, que tendrán la oportunidad de atravesar el Riachuelo a bordo de su barquilla, por única vez hasta su reinauguración definitiva aún sin fecha.

El restaurado Puente Transbordador Nicolás Avellaneda, uno de los ocho que quedan en pie a nivel mundial e ícono del barrio porteño de La Boca, se pondrá en funcionamiento mañana después de 57 años para transportar a una treintena de vecinos seleccionados por sorteo, que tendrán la oportunidad de atravesar el Riachuelo a bordo de su barquilla, por única vez hasta su reinauguración definitiva aún sin fecha.

"Después de casi 60 años, se va a volver a ocupar la barquilla pero no es una reinauguración sino una primera puesta a prueba con vecinos durante el acto de clausura del Congreso Internacional de Transbordadores (que se realiza ese día en la Usina del Arte)", explicó el jefe del primer distrito Buenos Aires de Vialidad Nacional, Juan Alberto Ruiz.

La verdadera reinauguración, es decir, su puesta en funcionamiento definitiva, se producirá una vez que concluya el proceso de traspaso en marcha desde Nación a la Ciudad de Buenos Aires, que deberá resolver antes cuestiones como qué uso le dará (turístico, educativo o de transporte), cuál será su frecuencia y si se cobrará pasaje o será gratis como históricamente ocurrió.

"El transbordador va a ser cedido, por convenido, a la Ciudad y será ella la que lo ponga en servicio", señaló Ruiz.

Esta primera puesta en marcha del puente es el corolario de un proceso de restauración iniciado hace seis años por Vialidad Nacional, a partir de un proyecto elaborado con la Fundación X la Boca.

Las obras incluyeron "sanear toda la estructura que tenía tramos muy corroídos, pintarla en su color original gris plomo y la restauración completa de la sala de máquinas", con un costo total de 220 millones de pesos.

"Las obras que contrató Vialidad concluyeron todas menos la iluminación que no se va a hacer porque se había previsto con una tecnología y como después salió la 'Led', la decisión fue limitar el contrato para que sea la Ciudad la que le ponga una iluminación acorde a la ultima tecnología", dijo.

Comentarios