Información Gral
Sábado 01 de Julio de 2017

Desbarataron dos bandas narco, con 550 kg de droga, en una villa porteña

Un gigantesco operativo en el Bajo Flores culminó con el arresto de 18 personas, entre ellas la suegra del traficante peruano "Marcos".

vía pública. Los envoltorios de droga secuestrados: 503 kilos de marihuana, 50 de cocaína y 5.000 dosis de paco.

Un total de 18 presuntos miembros de las dos bandas que se disputan el control del narcotráfico en el Bajo Flores porteño, entre ellos la suegra y el hermano del capo narco peruano Marco Estrada González, alias "Marcos", fueron detenidos ayer en el mayor operativo que se realizó en la villa 1-11-14, donde se secuestraron drogas, armas y explosivos usados por la guerrilla colombiana.

Fuentes de la investigación informaron que los allanamientos se realizaron durante la madrugada e intervinieron cerca de 2.200 efectivos de Gendarmería, Policía Federal y Policía de la Ciudad que revisaron 95 casas del asentamiento.

Allí, apresaron a la suegra de "Marcos", Lucila Enriquez Alarcón, de 69 años, más conocida como "Doña Lily", y al hermano de "Marcos", Fernando Estrada González, alias "Pity", quienes están acusados de manejar el negocio de la droga en el asentamiento.

Además, se secuestraron 503 kilos de marihuana junto con 400 dosis listas para la venta; 50 kilos de cocaína, 5.000 dosis de paco, 400 gramos de pasta base, ametralladoras, fusiles, pistolas, detonadores y explosivos.

En tanto, el propio "Marcos" y su esposa, Silvana Salazar, que están presos desde diciembre en las cárceles de Marcos Paz y Ezeiza, respectivamente, también quedaron ahora detenidos en esta causa y se allanaron sus celdas en busca de celulares y otros elementos.

Los peruanos se disputan el control de la droga en la villa con la llamada "Banda de los Paraguayos", asentados en las manzanas 26 y 9, y cada 28 días cada grupo realiza un "cambio de turno" para controlar el territorio que justo se producía ayer.

Por eso, los pesquisas a cargo del juez federal Sergio Torres, decidieron ingresar a la madrugada para atrapar a la mayor cantidad de integrantes de las organizaciones.

Si bien los líderes de "La Banda de los Paraguayos", Roberto "Orejón" Cardozo y Sergio Brítez (26), ya están presos, hoy se detuvo a uno de sus lugartenientes, al que se le encontraron seis cartuchos con 93 gramos de Pentolita cada uno, un explosivo utilizado en minería pero que es muy usado por la guerrilla colombiana.

Al mismo sospechoso también se le hallaron municiones encamisadas en cerámica, conocida como "la bala matapolicía" por su poder de destrucción cuando son disparadas.

Los operativos fueron supervisados por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco; el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, y el de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero.

"Tenemos presa a toda la banda de Estrada González, que es uno de los que trabajaba acá y está preso. Su suegra seguía manejando la organización y ha sido detenida por la Policía Federal Argentina", afirmó Bullrich, quien explicó que el jefe de la banda de Los Paraguayos fue detenido por la Gendarmería.

La ministra indicó que "este procedimiento forma parte de una estrategia conducida por el presidente, Mauricio Macri, para proteger a la gente humilde que sale a trabajar, a estudiar, y queda como rehén de estas bandas de narcotraficantes".

Asimismo, precisó que el procedimiento se realizó en el marco del programa "Barrios Seguros", una iniciativa de su cartera para que la Gendarmería custodie algunas zonas conflictivas.

"Esta es una intervención donde el Estado viene para quedarse como hemos hecho en otros barrios de la ciudad", sostuvo Rodríguez Larreta.

Explicó que "como parte del operativo" iniciaron "un proceso de consenso y de diálogo con los vecinos para la integración", como ya ocurrió "en otros barrios humildes de la ciudad, como en la villa 20, en la 31, en la Rodrigo Bueno, la Fraga".

Rodríguez Larreta dijo que la presencia del Estado en estas zonas es "fundamental" y añadió que no se circunscribe sólo a la Policía o a la Gendarmería, que son importantes, sino que además incluye a las áreas sociales del gobierno, como el sistema educativo y de salud.

"Empieza hoy un proceso de integración del barrio 1-11-14, conducido por el presidente y que estamos trabajando en equipo", enfatizó el jefe de Gobierno porteño, al garantizar que desde ahora habrá en esa zona "presencia del Estado permanente".

Por su parte, Roncaglia (jefe de la Policía Federal) detalló que el operativo de ayer demandó seis meses de investigaciones dispuestas por el juez Torres, durante los cuales la fuerza que él conduce siguió profundizando la pesquisa en torno a la banda de Marcos, mientras que Gendarmería se encargó de "Los Paraguayos".

Comentarios