Información Gral
Viernes 14 de Julio de 2017

Denuncia que una mujer fue abusada entre varios en La Plata

El abogado de la mujer que fue secuestrada al menos cinco días en un departamento de la ciudad bonaerense, donde fue drogada, golpeada y violada, aseguró ayer que el abuso fue perpetrado por "dos o más atacantes" y advirtió que, además del fisicoculturista detenido, puede haber más imputados en el caso.

El abogado de la mujer que fue secuestrada al menos cinco días en un departamento de la ciudad bonaerense de La Plata, donde fue drogada, golpeada y violada, aseguró ayer que el abuso fue perpetrado por "dos o más atacantes" y advirtió que, además del fisicoculturista detenido, puede haber más imputados en el caso.

El letrado Leandro Sberna dijo ayer que la mujer de 45 años, identificada por las siglas KLC, "no está en condiciones de declarar" ante el fiscal Marcelo Martini, porque todavía se recupera de los golpes y vejaciones a los que fue sometida durante el cautiverio.

"Está un poco mejor, llevando la situación. No sabe precisar cuántas personas la atacaron, pero sabe que son más de dos, que serían los que habrían abusado y privado de su libertad", sostuvo.

"En los próximos días, cuando la señora esté en condiciones de declarar, vamos a ampliar la denuncia, ratificar y tratar de aportar elementos de prueba", dijo el abogado a la prensa, y anticipó que el físicoculturista Néstor Hermindo Monzón puede no ser el único imputado en la causa. En tanto, varios medios difundieron ayer imágenes de la cámara de seguridad del kiosco de calle 15, entre 34 y 35, de La Plata, donde la mujer, todavía en shock, pidió ayuda tras haber sido liberada del cautiverio.

Las imágenes de video pertenecen al jueves 3 de noviembre y muestran el momento en que la mujer entró al local mareada, con dificultades para mantenerse en pie y con golpes visibles en el rostro.

La víctima fue asistida por las empleadas del kiosco que se acercaron para ayudarla y alcanzaron a tomarle el número de teléfono de su hermano, a quien llamaron y llegó al lugar en un patrullero que la trasladó al Hospital San Martín, donde permaneció internada 11 días.

"Estaba golpeada, tenía sangre en el rostro, y no podía ni hablar. No sé si por el shock o (por estar) drogada", dijo el dueño del kiosco, de nombre Rodolfo.

La mujer denunció que llegó a la vivienda de Monzón por recomendación de otro hombre, llamado Javier y apodado "Gurí", quien la acompañó hasta el lugar por una oferta de trabajo.

Los investigadores intentaban determinar si el hombre fue el "entregador" y participó del secuestro de la víctima de este caso, que el fiscal Marcelo Martini definió como "espeluznante, estremecedor".

Comentarios