Información Gral
Lunes 30 de Enero de 2017

Congreso educativo en Cuba analiza qué tipo de educación hace falta

Más de tres mil docentes de Latinoamérica y el Caribe debaten desde hoy y hasta el viernes en La Habana

Más de tres mil docentes de Latinoamérica y el Caribe debaten en La Habana qué educación quieren para la región. Es en el 15º Congreso de Pedagogía organizado por el Ministerio de Educación de la República de Cuba, con el auspicio de la Unesco, Unicef y la OEI, entre otras organizaciones. Desde hoy y hasta el viernes próximo, se compartirán cientos de experiencias de distintos países, entre ellas la del Programa de alfabetización "Yo, sí puedo" que se aplica en las cárceles de Rosario.

"Educación para todos. Derecho de cada cubano" reza un gigantesco cartel apostado en una de las avenidas que une el aeropuerto de La Habana con el centro histórico. Un centenar de chicos y chicas festejan en la imagen que acompaña el mensaje. Para la isla la frase no es una expresión de deseo sino una realidad. Su educación es considerada de las mejores del mundo, por su calidad y mirada inclusiva. Un hecho que reconocen desde las Naciones Unidas hasta los organismos internacionales empeñados en "medir" aprendizajes.

La convocatoria al 15º Congreso de Pedagogía tiene como lema principal: "Por la unidad de los educadores". La idea la expresó la ministra de Educación caribeña, la doctora en ciencias Ena Elsa Velázquez Cobiella, quien ofrecerá esta tarde la conferencia inaugural en el teatro Karl Marx, donde seguramente será evocada la figura del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, fallecido hace poco más de dos meses.

Hay gran expectativa por la presencia del teólogo de la liberación Frei Betto y su mensaje humanista hacia la tarea de los maestros en edificar una sociedad más justa. También con la del premio Nobel de la Paz 2014, Kailash Satyarth, quien hablará sobre "Cómo la educación es la clave para eliminar la esclavitud de los niños".

Una de las particularidades del congreso es la posibilidad de compartir qué hace cada maestra, cada profesora o profesor en sus espacios de trabajo, y cómo esas prácticas construyen en el día a día una educación para todos.

La experiencia del Programa de alfabetización "Yo, sí puedo" que se desarrolla en las cárceles rosarinas (Unidades Penitenciarias 6 y 16) figura en esa nómina de presentaciones. Desde 2013, gracias a este plan han aprendido a leer y a escribir decenas de presos, se han abierto talleres de arte, de oficios y una biblioteca que lleva el nombre del obispo metodista Federico Pagura. Además, el trabajo de los voluntarios —proyectado por la Multisectorial de Solidaridad con Cuba— impulsa un emprendimiento productivo que llevó a los internos a fabricar plumeros, que luego se venden.

El Palacio de Convenciones de La Habana es el escenario principal donde se debate —entre otra gran cantidad de temas— sobre aprendizajes de calidad, educación artística, especial, de adultos, inicial, formación docente, nuevas tecnologías y políticas innovadoras en la formación de adolescentes y jóvenes.


cuba1.jpg

Iniciativa 20130

En 2015 las naciones del mundo, motivadas por la Unesco, se pusieron de acuerdo en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para lograr de aquí a 2030. Se la conoce como la Agenda 2030.

El punto cuatro de esas metas habla de "garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos". Cómo conseguirlo ocupa una parte importante en este congreso de La Habana.

El tema también fue tratado el 24 y 25 de enero pasado en Buenos Aires, durante la Primera Reunión Regional de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe "E2030: Educación y habilidades para el siglo 21", convocada por la Unesco y el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Por ese entonces, hasta las puertas del encuentro de Buenos Aires llegó el reclamo de los docentes sobre el mal pronóstico para la educación argentina, con cientos de despidos en el área, cierre de programas socioeducativos y la negativa oficial a discutir salarios en una mesa nacional que perfila un inicio conflictivo de las clases.

La preocupación por el recrudecimiento de las políticas neoliberales, que abandonan la idea de educación como derecho, no es exclusiva del magisterio argentino: también gana la discusión entre los educadores de la región.


Comentarios