Información Gral
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Como la grúa se demoró, discutió con el chofer y lo mató de una puñalada

Espeluznante caso en Berazategui. Una cámara de seguridad registró el altercado y el fatal desenlace. Policías de una garita no hicieron nada.

El conductor de una grúa fue asesinado de un puntazo en el pecho y sus dos hermanos también resultaron heridos a cuchillazos al ser atacados por tres hombres con quienes discutieron por el remolque de una camioneta en el partido bonaerense de Berazategui.

    El hecho se registró en el mencionado partido del sur del conurbano bonaerense, a pocos metros de una garita donde se hallaban dos efectivos de la Policía, quienes no intervinieron.

    La víctima fue identificada como Juan Marcelo Alejandro Fernández, de 29 años, y los dos heridos son sus hermanos, Martín y Mauro, quienes lo ayudaban en las tareas de remolque y fueron lesionados con un arma blanca, uno en el abdomen y el otro en un brazo.

    El episodio comenzó cuando un hombre solicitó una grúa para remolcar una camioneta Mercedes Benz Sprinter que había sufrido un desperfecto mecánico.

    Aparentemente, Fernández confundió el camino para llegar hasta el lugar indicado por el hombre y, cuando arribó, pretendió cobrar el exceso de kilometraje, lo que generó una fuerte discusión con el dueño de la Mercedes Benz.

    Todo el episodio quedó registrado en una cámara de seguridad del municipio de Berazategui, en cuyas imagenes se observa que en un determinado momento aparecen en una moto dos jóvenes, hijos del dueño de la camioneta, y luego otros dos, los hermanos de Fernández.

    Tras una intensa pelea, el chofer de la grúa recibió una puñalada en el pecho y sus hermanos también fueron heridos, antes de que su padre llegara al lugar del hecho.

    Al respecto, el hombre, que maneja el servicio de grúas que había solicitado el atacante, declaró que, momentos antes de que se produjera el enfrentamiento, el dueño de la camioneta se comunicó con él para quejarse por la demora.

    "Se dio una discusión y yo le dije: 'No te hagas problema, te mando otra grúa'", comentó el hombre en relación al traslado de sus otros dos hijos hasta el lugar, y siguió: "Después me empezaron a llamar porque los estaban agrediendo, fui al lugar y les pedí por favor a los policías (que se encontraban en la garita) que hicieran algo, pero en ningún momento hicieron nada", se lamentó.

    En ese sentido, agregó que los efectivos "estaban al lado, presentes" y que él "les pedía por favor, porque (el agresor) tenía un cuchillo", que ellos le respondieron "que no estaban para eso" antes de "encerrarse" en el container que funciona como garita policial.

    Ante la indiferencia de los policías, el padre de las víctimas solicitó auxilio al teléfono de emergencias 911, que demoraron "unos cinco o diez minutos" en llegar al lugar.

    Una vez allí y con la asistencia del Same, los tres hermanos fueron trasladados a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de esa localidad, donde fueron atendidos por médicos que determinaron que Juan Fernández había fallecido antes de llegar al centro asistencial.

    Martín y Mauro, en tanto, recibieron unas primeras curaciones en sus heridas y luego fueron trasladados a un hospital de mayor complejidad para continuar con el tratamiento.

    Respecto a los agresores, huyeron del lugar a bordo de dos motos, pero que a través de testigos y con una rápida intervención en la imágenes de la cámara de seguridad los investigadores constataron que se trataba de Osvaldo Aguilera (59).

    Así, los policías se dirigieron hacia la casa de Aguilera, ubicada en Berazategui, donde lo aprehendieron.

    Los otros dos jóvenes, identificados como hijos del detenido, aún no pudieron ser capturados, dijeron los investigadores.

   Aguilera quedó alojado en una celda de la comisaría 4ta. de Berazategui, desde donde fue trasladado a los tribunales de Quilmes para prestar declaración indagatoria ante el fiscal Carlos Riera, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Descentralizada 5 de Berazategui, quien le imputó el delito de "homicidio simple", con una pena prevista de entre ocho y 25 años de prisión.

Comentarios