Información Gral
Lunes 10 de Agosto de 2015

Cierran los pasos a Chile en Jujuy, Salta y Neuquén por nevadas

Son los internacionales de Jama, en Jujuy; Sico, en Salta, y Pino Hachado, en Neuquén, que fueron cancelados por Vialidad Nacional.

Tres pasos internacionales que unen Argentina con Chile fueron cerrados al tránsito por las intensas nevadas e intensos vientos que afectaron a Salta, Jujuy y Neuquén.

Se trata de los pasos internacionales de Sico, en Salta; Jama, en Jujuy, y Pino Hachado, en Neuquén, que fueron suspendidos a las 12 por decisión de Vialidad Nacional porque "las condiciones climáticas" hacían "imposibles la circulación vial" en la zona.

El director de la Vialidad Nacional, Fernando Bloser, explicó que ambos se encuentran "suspendidos por las nevadas que azotan la zona norte de nuestro país y del vecino país de Chile".

Además, fue clausurado el paso Pino Hachado, en Neuquén, donde la presencia de nieve en la calzada impedía la circulación. Las autoridades estimaron que los puntos fronterizos permanecerán cerrados durante toda la jornada por lo que recomendaron evitar la zona.

En la última semana, Salta padeció ráfagas de viento zonda que superaron los 40 kilómetros por hora y ocasionaron voladuras de techos y un herido en la ciudad salteña de Cafayate, situada a 190 kilómetros al sur de la capital provincial.

Temporal en Chile. Por su parte, unas mil personas fueron trasladadas ayer a lugares más seguros a raíz de un inusual temporal de lluvia acompañada de fuertes vientos que azota a la desértica región de Tarapacá, en el norte de Chile, informaron las autoridades.

El fenómeno ha provocado aluviones que interrumpieron algunos caminos y provocado graves daños en viviendas, especialmente en Tocopilla, unos 1.530 kilómetros al norte de Santiago, por lo que fue declarado un estado de excepción en la zona, anunció el ministro del Interior, Jorge Burgos.

Las fuertes lluvias comenzaron el viernes en la región centro-sur de Chile, incluida la capital, y el sábado azotaron con fuerza el puerto de Valparaíso, el vecino balneario de Viña del Mar, además de La Serena, cuyos bordes costeros fueron golpeados además por olas que alcanzaron entre ocho y diez metros de altura.

En varios lugares el agua afectó la infraestructura pública y entró hasta sectores comerciales situados en las proximidades del mar.

Según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), tres personas han perdido la vida en estos días en accidentes relacionados con el fenómeno, mientras decenas de embarcaciones menores quedaron destruidas o naufragaron. En tanto, la Armada decidió cerrar diversos puertos a lo largo de Chile. La medida es para embarcaciones mayores y menores.

Comentarios