Información Gral
Viernes 21 de Abril de 2017

Cayó en Bosques un acusado de tener cautiva a su familia 9 años

bosques. Ubaldo Reynoso, de 55 años, fue detenido ayer.


Un hombre fue detenido ayer en la ciudad bonaerense de Bosques, partido de Florencio Varela, acusado de golpear y encerrar a su mujer y nietos, además de abusar sexualmente durante nueve años de su hija discapacitada, que está embarazada.

Se trata de Ubaldo Reynoso, de 55 años, a quien su mujer ya había denunciado en 2006 debido al sometimiento y violaciones reiteradas que sufría su hija, en ese entonces de 16 años, cuando vivían en la ciudad de Ezeiza. Debido a esto, el sujeto obligó a toda la familia a mudarse a Cañuelas bajo amenazas de matar a la adolescente, y continuó con los abusos y maltratos.

Así lo contó el jefe de la Policía Comunal de Cañuelas, comisario Adrián Pawlowski, quien informó que la mujer, la hija y los dos hijos de esta "fueron trasladados a un hogar de resguardo, hasta tanto consideren que están en condiciones de volver a su vivienda".

"En 2006, esta familia vivía en Ezeiza y la esposa de Reynoso había denunciado al hombre por los abusos sexuales que infringía a Johana, la hija de ambos, quien padece un retraso madurativo. Desconocemos cómo siguió esta denuncia, pero lo cierto es que el hombre trasladó a su familia a la localidad de Cañuelas", precisó el jefe policial.

La vivienda en cuestión está en el barrio San Esteban, en las afueras de La Plata. Allí vivía el sujeto con su mujer de 47 años; Johana, la hija discapacitada actualmente de 25 años, que cursa un embarazo de ocho meses, y los dos hijos de esta, de tres y cinco años.

Reynoso había sido denunciado el 15 de marzo último y se le dictó una orden de restricción perimetral para resguardar a las mujeres y los niños, pero no se había ordenado su detención, confirmó una fuente policial.

"El hombre trabajaba de transportista y cuando salía a trabajar dejaba a las mujeres y a los niños encerrados, y amenazados de muerte", apuntó Pawlowski.La denuncia fue hecha por un hijo que no vive con la familia y ese día fue a visitar a su madre y encontró a las mujeres y los niños encerrados bajo candado, por lo que debió romper la puerta para liberarlos. "Es este hijo no conviviente quien se presenta en la Comisaría 1ª a denunciar lo que pasaba en esa casa desde hace nueve años, tras escuchar el relato de su madre", detalló.

Comentarios