Información Gral
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Casi el 70 por ciento de los avisos de comida para niños son de alimentos poco saludables

Un estudio analizó 3.700 videos publicitarios emitidos en canales infantiles de Buenos Aires y arribó a preocupantes conclusiones.

Dos de cada tres alimentos y bebidas que son habitualmente publicitados en canales de televisión y programas infantiles que se transmiten en el país son poco saludables.

Así lo indica el estudio "Alimentos y bebidas publicitados en canales infantiles de Argentina: frecuencia, duración y calidad nutricional", realizado por los investigadores Paula Gómez, de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Belgrano, y otros colegas.

El estudio concluye que el 64,2 por ciento de los alimentos y bebidas que se promocionan en los canales dedicados a los niños son poco saludables, de acuerdo con el modelo de perfiles nutricionales de la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (Food Standards Agencia o FSA).

Entre los alimentos que habitualmente puede verse en las tandas publicitarias de los canales en los que imperan los dibujos animados y los programas de interés infantil el 46 por ciento es alto en azúcares; el 23 en grasas saturadas; el 16 por ciento en grasas totales, y el 15 en sodio.

En el estudio, además de Gómez, trabajaron Alicia Rovirosa, del Centro de Estudios para la Nutrición Infantil; María Elisa Zapata, de la Universidad del Centro Educativo Latinoamericano; Susana Gotthelf, del Centro de Nacional de Investigaciones Nutricionales, y Daniel Ferrante, del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires.

En el trabajo, que fue publicado en el compendio Archivos Argentinos de Pediatría, se analizó 3.711 avisos publicitarios emitidos durante los programas infantiles de todos los canales de aire y la programación de todos los canales infantiles de cable disponibles en la ciudad de Buenos Aires.

De ese total, 774 correspondieron a alimentos y bebidas, es decir el 20,9 por ciento, a razón de casi dos avisos por hora en el período estudiado. El 36 por ciento de los avisos de alimentos y bebidas correspondió a lácteos; el 16 a comida rápida; el 13 por ciento a golosinas; el 12 a bebidas, y el siete a galletitas, entre los rubros más relevantes.

Se trata del primer estudio en la Argentina en su tipo y sus responsables destacaron que en el país no existe normativa que regule específicamente la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a niños.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su documento sobre comercialización de alimentos ricos en grasa, sal y azúcar para niños, llama a sus Estados miembro a adoptar políticas que reduzcan el grado de exposición de los mensajes de marketing que promuevan dichos alimentos, por ser una de las múltiples causas del aumento en la incidencia de obesidad.

Tres horas diarias

Los estudios de audiencia en Argentina indican que los niños de cuatro a 12 años miran tres horas de televisión en promedio por día y que la franja horaria de 19 a 22 horas es la de mayor audiencia.

Tomando en consideración los datos del relevamiento realizado por FIC Argentina, este grupo está expuesto, en promedio, a 61 publicidades de alimentos de bajo valor nutritivo por semana.

En nuestro país, el porcentaje de obesidad en niños y niñas de seis meses a seis años de edad era del 10 por ciento en la fecha en que se efectuó la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud, año 2005.

Estudios más recientes indican que la prevalencia de sobrepeso en niños de 10-11 años es del 27 por ciento, mientras que entre los adolescentes de 11 a 17 años aumentó del 18 por ciento a 28 por ciento.

Mientras tanto, la obesidad creció de 3,2 por ciento a 6,1 por ciento, según un estudio de Unicef.

En América Latina el panorama es similar. En Brasil se reportó el incremento de niños de 10 a 12 años con sobrepeso y obesidad de 23 por ciento a 39 por ciento en los cuatro años que van desde el 2004 al 2008.

En México, la prevalencia de sobrepeso en niños de cinco a 11 años es de 17 por ciento.

Y en Uruguay, una nueva encuesta nacional reveló que el 10,5 por ciento de los niños menores de cinco años sufren de sobrepeso y obesidad y que los números aumentan.

El reto que deben asumir las autoridades públicas, según la consideración de numerosos especialistas en nutrición infantil, es generar las condiciones para que la meta de lograr un consumo más saludable (tanto dentro de las escuelas como en el seno de las familias) sea considerado una prioridad y determine nuevas políticas públicas. Esto implica resguardar más celosamente el derecho a la salud y las relaciones de consumo de los niños y las niñas.

También lo es intentar lograr el compromiso de actores involucrados: industria alimentaria, publicistas, medios de comunicación, autoridades nacionales con competencia en la materia, legisladores, asociaciones de la sociedad civil, y sobre todo el involucramiento de las familias.

Los estudios de audiencia indican que los niños de cuatro a 12 años miran tres horas de televisión por día

Comentarios