Información Gral
Miércoles 22 de Marzo de 2017

Cada vez más jóvenes japoneses desisten del sexo

Cada día más hombres y mujeres jóvenes deciden no tener relaciones sexuales en Japón.

Cada día más hombres y mujeres jóvenes deciden no tener relaciones sexuales en Japón.

Por problemas para interactuar, por falta de esperanza o exceso de tecnología, hombres y mujeres deciden no tener relaciones sexuales.

El problema parece no desaparecer. Pese a las medidas del gobierno para incentivar la natalidad, la población en Japón no consigue rejuveneces. Cada vez son más los adultos que deciden no tener hijos y cuando lo hacen, no son tantos.

Pero ahora una encuesta develó una nueva preocupación: cada vez es más la gente que decide no tener relaciones sexuales.

De acuerdo a una encuesta oficial del Instituto Nacional de Investigaciones sobre Población y Seguridad Social, más del 40 por ciento de los japoneses y japonesas entre los 18 y los 34 años no tuvo sexo, publica el diario español El País.

"Con mis amigas nunca se ha planteado (un encuentro sexual) pues valoro mucho su amistad", cuenta sobre el tema K.K., un empleado de 32 años que recuerda su última relación carnal como algo remoto. Además, asegura que le gustaría ser padre para contribuir a la escasez de mano de obra.

Precariedad laboral

El contexto no ayuda: la precariedad laboral avanza, el empleo vitalicio parece un lujo y el futuro económico complicado les saca a los japoneses las ganas de casarse, de comprarse una casa, de tener hijos.

Tampoco sirve el animé. Parece ser que cada vez más jóvenes se encierran en el mundo de los dibujos animados, se obsesionan y pierden conexión con el mundo real. Se los llama otakus y además de caracterizarse por ser tímidos, son grandes consumidores de pornografía.

Y mucho menos la tecnología. En los lugares en que se suele hablar y conocer gente, cada vez se interactúa menos. La gente pasa el tiempo mirando la pantalla de su celular. El primer ministro Shinzo Abe sabe que debe preocuparse. Según las estipulaciones, la población japonesa se reducirá en un tercio en 2060 y para 2100 será de sólo 49 millones de personas, 77 millones menos de los 126 actuales.

Comentarios