Información Gral
Lunes 24 de Abril de 2017

Avogadro: "El arte está para correrte de tu área de confort"

Enrique Avogadro, secretario de Cultura y Creatividad, pasó por Rosario, recorrió espacios culturales y compartió políticas del ministerio

El secretario de Cultura y Creatividad de la Nación Enrique Avogadro pasó por Rosario, recorrió espacios culturales y compartió las políticas públicas impulsadas desde el ministerio. Enrique Avogadro es el secretario de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura de la Nación y en un recorrido intenso de dos días visitó diferentes puntos culturales de Rosario. Destacó el trabajo de Max Cachimba, presentó el programa nacional "Puntos de Cultura", realizado en el Club Atlético Defensores Unidos, de barrio Ludueña, y participó en la presentación del concurso Puentes, promovido por la Municipalidad para artistas interesados en trabajar el espacio público rosarino. Por último, asistió a la primera y única función de "La Batalla del Parque España", obra de teatro ganadora del concurso nacional Plataforma Futuro, el pasado sábado 1º de abril, que aplaudió de pie. En este diálogo comparte algunas consideraciones sobre las acciones que realizan desde el ministerio, basadas más que nada el acompañamiento económico, para promover industrias creativas como herramientas para generar cultura.

—¿De qué se trata el proyecto?

—Plataforma Futuro es un proyecto que lazamos el año pasado y busca estimular la creación artística con la interdisciplinariedad, es decir, el cruce de géneros. Estamos acostumbrados a los géneros que no tienen relación entre sí, pasa que hoy básicamente la creación artística está en la convergencia de lenguajes. Por otro lado, queríamos una herramienta orientada al proceso de creación, porque es cuando más difícil se hace que alguien te dé una mano para desarrollar el nuevo proyecto. Hicimos un concurso y convocamos a un gran jurado. Vivi Tellas, Emilio García Wehbi en el caso de artes escénicas, a Pichón Baldinu, a Nicola Constantino, a Daniel Melero? lo interesante de estos jurados es que se encerraron dos días y a partir de la discusión que se dio entre ellos crearon un manifiesto y cocrearon el programa con nosotros. Eso clarificó la convocatoria desde el punto de vista del jurado, de gran experiencia. Lo interesante del proyecto es lo colectivo porque cruzó a muchas disciplinas y se armó un ida y vuelta entre el jurado y los participantes.

—¿Qué les dejó el proyecto sobre el panorama artístico del país?

—Se formó un mapa increíble del país, de todas las provincias, sobre de la cultura contemporánea argentina, que es súper diversa, muy creativa, corrida de los lugares comunes o telúricos que uno podría pensar en función de algunas provincias, muy actual. Además se conformó una red de tutores-artistas consagrados, que hicieron un proceso de clínicas con los colectivos de artistas locales. En lo que respecta a Rosario, "La batalla del Parque España" es uno de los tantos proyectos presentados, pero uno de los más importantes, por la magnitud de su elenco, por su propuesta provocadora, corrosiva? ¡y eso está buenísimo! Uno no tiene que estar de acuerdo con una obra de arte, sino que están para interpelarte, para hacerte pensar y sentir, uno no tiene que estar de acuerdo ni cómodo, las obras de arte están hechas para hacerte salir de tu lugar común. Este es un gran proyecto colectivo, de los 90 seleccionados hay siete que son de Rosario. Y no esperaba menos..

—¿Cuáles son las políticas públicas en materia cultural pensadas desde el ministerio?

—El ministerio ofrece becas a la formación, subsidios para movilidad, créditos blandos para que los artistas puedan comprar materiales para la creación o, por ejemplo, alquilar un galpón. Queremos acompañar ese proceso con una mirada a mediano y largo plazo. Y lo pensamos como una red horizontal. Queremos armar el festival de Plataforma Futuro y llevarlo a diferentes puntos del país; está todo pensado como una red nacional, nos interesa que los proyectos tomen vida propia y que pase lo que tenga que pasar. Además Argentina tiene enormes problemas de circulación artística, todo sucede en los grandes centros urbanos, como Buenos Aires, y como que si no estás en esos grandes centros no existís. Desde el ministerio queremos mapear ese ecosistema cultural y creativo, establecer un canal de diálogo, sentarse de igual a igual y ahí empieza a aparecer otra energía en las propuestas e ideas. Lanzamos un programa de gestión cultural pública para referentes culturales de todo el país, para formar a los colegas y para que estemos conectados más allá de lo propio. No funciona decir "yo tengo mi museo y chau". El contacto nos sirve para tomar el pulso porque con el ministerio pateamos distintos lugares y queremos establecer un diálogo, a veces incómodo, pero nos permite tener ideas claras de por dónde están pasando las demandas y la producción artística a nivel país.

—¿Y qué ideas sobre lo cultural hay detrás de las gestiones públicas que impulsan?

—Cultura es la forma que tenemos de expresarnos, tanto en lo individual como en lo colectivo. Hay que trascender la idea de "cultura del espectáculo" como única herramienta de la gestión cultural. No es que esté mal, porque ya está instalada la idea de ser consumidor y productor de cultura, pero hoy vi que el camino es la asociatividad. Cultura no es el Estado, el acompañamiento económico es para que cada uno haga lo que quiera y correrse de la idea que el Estado es el único productor de cultura en la Argentina. Sostenemos a muerte el rol del Estado en promover la cultura, pero también está el enorme riesgo de mezclar los papeles, la cultura por definición no puede estar asociada a un gobierno de turno, todo lo contrario te diría. Desde el ministerio pensamos en generar herramientas y promover proyectos. Ecosistema cultural, esa la palabra clave, y queremos incorporar nuevos colectivos a ese ecosistema. Tenemos otro programa que es la Red de ciudades creativas, y desde ese lugar armar la política pública porque es para ellos, en conexión con gobiernos provinciales y municipales. Hay gente que en los lugares más recónditos te vuela la cabeza, hoy con la tecnología es más fácil trabajar y estar conectados; esa es la idea de cultura que tenemos.

Comentarios