Información Gral
Jueves 06 de Julio de 2017

Atacan una comisaría y queman autos por el crimen de una joven

Ayelén Roldán, de 19 años, apareció ahorcada en la casa del matrimonio donde trabajaba como niñera. La pareja contó que tenían sexo con ella

Una comisaría fue atacada a piedrazos ayer y varios autos prendidos fuego por manifestantes que reclamaban justicia por el crimen de Ayelén Roldán, una joven de 19 años que estaba embarazada de seis meses, y que apareció ahorcada en una casa de la localidad bonaerense de Glew.

La violenta protesta se inició frente a la Comisaría 7ª de Glew ayer por la tarde, aparentemente cuando varias personas conocidas de la joven llegaron al lugar, se enteraron que por el caso no había detenidos, y comenzaron a tirar piedras y prendieron fuego a los autos que estaban estacionados en la zona. Si bien las primeras informaciones decían que Ayelén trabajaba como niñera para un matrimonio en la casa donde apareció muerta y participaba de prácticas "swingers", su familia lo desmintió enfáticamente.

La muerte de la chica fue denunciada por el matrimonio, que contó que el lunes alrededor de las 20:00 y tras mantener relaciones sexuales en trío con la víctima salieron de la casa y la joven quedó al cuidado de sus cinco hijos.

Tras la denuncia de la pareja, integrantes del Comando Patrulla (CP) de Almirante Brown arribaron a la casa situada en Sir Alexander Fleming al 3500, casi en el cruce con la calle Francisco Beiró, en Glew, y se encontraron con el cuerpo sin vida de Ayelén Roldán, tirado en el piso de la cocina.

Los peritos determinaron que la víctima habría sido estrangulada con algo similar a un cable, y por el hecho, la Justicia investiga al matrimonio dueño de la casa en la que la chica apareció muerta.

La autopsia determinó muerte por ahorcamiento, sin signos de defensa. El matrimonio les contó a los investigadores que ese lunes por la noche y tras mantener relaciones sexuales con ella, fueron a buscar a otra persona que se iba a sumar a la práctica "swinger", pero que cuando volvieron, alrededor de las 2:00, se encontraron con la joven fallecida. Además, el matrimonio dijo que cuando ellos regresaron a la casa encontraron las puertas de entrada abiertas, pero no se detectaron faltantes, por lo que se descartaría el robo.

El matrimonio incurrió en una serie de contradicciones al ofrecer sus respectivos testimonios.

Pero la Justicia también tiene en la mira a la pareja de la joven, quien al ir a declarar como testigo se le observó que presentaba rasguños en el hombro y en la espalda.

Comentarios