Información Gral
Jueves 27 de Abril de 2017

Asesinaron a una argentina en Playa del Carmen: su cuerpo estaba en una caja

Cyntia Vanesa Fernández, oriunda del barrio porteño de Flores, vivía con su novio en la ciudad mexicana. Habría sido estrangulada y golpeada.

Una joven argentina de 29 años fue asesinada en la localidad turística mexicana de Playa del Carmen y su cuerpo estaba dentro de una caja de cartón.

Se trata de Cynthia Vanesa González, cuyo cadáver fue hallado por su novio dentro de una caja en la casa que compartían en el barrio Colonia Colosio. Justamente, Francisco Cavelli, su pareja y que también es argentino, quedó detenido.

Fuentes de la fiscalía del estado de Quintana Roo dijeron que la víctima "fue encontrada en posición fetal" y que "al parecer tiene algunos golpes en la cabeza", según un portavoz de la fiscalía.

"El cuerpo de la víctima tenía la ropa puesta", reza en tanto un comunicado oficial.

Carmen Benítez y Victoria Vasallo, prima y amiga de la víctima respectivamente, coincidieron en que para ellas el autor del crimen no es su novio sino que las sospechas deberían volcarse hacia un joven mexicano.

En diálogo con algunos medios, Benítez dijo que el día anterior al crimen Vanesa y Francisco le habían dado hospedaje a un chico mexicano, al cual no conocían.

"Esta persona se iba a quedar dos días, necesitaba hospedaje en Playa de Carmen", contó Carmen, quien agregó: "No aparece. Les robó plata y los documentos. Sospechamos que fue este chico mexicano".

Lo mismo contó Victoria ante TN.

Según medios mexicanos, la caja con el cuerpo estaba en un patio de la vivienda donde la pareja guardaba algunas pertenencias y el crimen trató de ser ocultado por la Policía Municipal de Solidaridad, uno de los once del Estado de Quintana Roo, debido a que hubo una veintena de asesinatos sin detenidos en lo que va del año.

Hacía un año que Cynthia y Francisco, ella oriunda del barrio porteño de Flores y él de Mar del Plata, vivían juntos en Playa del Carmen. Unos cuatro meses atrás habían alquilado la casa situada en calle 48, entre avenidas 10 y 15.

Ambos trabajaban en el hotel y resort Reef Playacar. Ella era encargada de animación de los huéspedes y también daba servicio de babysitter. Se habían conocido en Perú, viajando.

Benítez contó: "Ayer a la noche (por el lunes), Vanesa no contestaba a los Whatsapp de Francisco. Entonces, él fue a la casa. La puerta estaba cerrada. La forzó y la encontró dentro de una caja de cartón. Supuestamente la habían estrangulado. También presentaba golpes en la cabeza".

Luego, Francisco llamó a la Policía y también al jefe de ambos en el hotel. Lo que siguió fue su detención. Actualmente, está incomunicado.

Benítez recordó que ella habló con Cynthia por última vez el lunes por la tarde y vio que se conectó por última vez a Whatsapp el mismo día alrededor de las 20, por lo que se estima que el crimen se cometió entre la noche del lunes y la mañana del martes.

La fiscalía general de Quintana Roo precisó que el crimen fue descubierto el martes alrededor de las 10,30, cuando las autoridades policiales recibieron el reporte de que se había hallado un cadáver en un domicilio de Colonia Colosio, uno de los barrios de la ciudad.

Por otro lado, la amiga de Vanesa también contó que entre ellos hubo un pelea pocos días antes del crimen. "Sabemos que Francisco la encontró con una persona que no estaba invitada al lugar. Y él se enojó por eso. Igual, nosotros creemos que no tiene nada que ver. Ella estaba muy contenta con él. Decía que era muy amoroso".

Celeste, hermana de Vanesa, había viajado a México a visitarla. Es más, llegó a Playa del Carmen el martes a las 20 y fue ahí cuando le informaron que la habían encontrado muerta. Así se enteró la familia del crimen.

"Celeste se contactó con el Consulado argentino en México. Y ahí le sugirieron que no reconozca el cuerpo ahí, que lo reconozca en Argentina. Porque era peligroso hacerlo en ese país, ya que no sabían qué había detrás del crimen", dijo Bárbara Gornatti, amiga de Cynthia.

"Nosotros no llegamos a conocer a Francisco. Ella nos decía que era una persona excelente. Muy amorosa".

En Playa del Carmen hay una gran población de argentinos, muchos de los cuales llegan atraídos por la belleza de sus playas de arena blanca y mar turquesa, y después deciden buscar un empleo para quedarse a vivir.

Aunque la localidad en general es tranquila, en enero hubo un tiroteo en el club de playa Blue Parrot que dejó cinco muertos y 15 heridos durante un festival de música electrónica.

El ataque fue atribuido a disputas por la venta de drogas.

Trabajaban en el resort Reef Playacar. Ella era encargada de animación de huéspedes y también hacía de babysitter

Comentarios