Información Gral
Domingo 14 de Mayo de 2017

Ante 500 mil fieles, el Papa canonizó a los pastorcitos que vieron a la Virgen de Fátima

Los hermanos Francisco Marto y Jacinta Marto son los nuevos y más jóvenes santos de la Iglesia. Están enterrados en el gran santuario de Portugal

Cien años después de que aseguraran haber visto a la Virgen María, los pequeños hermanos pastores Francisco y Jacinta fueron canonizados ayer por el Papa en el santuario portugués de Fátima, ante medio millón de emocionados fieles.

"Declaramos y definimos como santos a los beatos Francisco Marto y Jacinta Marto", anunció el Papa Francisco en la misa de canonización delante de la Basílica de Nuestra Señora de Fátima, cuya gigante explanada estuvo abarrotada de peregrinos, algunos con lágrimas en los ojos, venidos de todo el mundo.

En el santuario, bajo fuertes medidas de seguridad, se reunieron unos 500.000 fieles.

Los pequeños pastores, humildes e iletrados, murieron de gripe española a los diez y nueve años, respectivamente, algunos años después de haber visto junto a una prima en 1917 seis apariciones de la madre de Jesús. Ambos, enterrados en la Basílica de Fátima, se convirtieron en los santos más jóvenes de la Iglesia católica que no murieron en martirio.

"Como un ejemplo para nosotros, tenemos ante los ojos a San Francisco Marto y a Santa Jacinta", que con su fe en la Virgen recibieron "la fuerza para superar las contrariedades y los sufrimientos", declaró el papa en la homilía.

"Fátima es sobre todo este manto de Luz que nos cubre, tanto aquí como en cualquier otra parte de la tierra", abundó Jorge Bergoglio, de profunda devoción mariana.

"Si Fátima no existiera, la historia de la religión en Portugal estos últimos cien años sería totalmente diferente. Aquí, todas las nacionalidades y clases sociales se unen con el consuelo que ofrece María", dijo a periodistas el abogado portugués de 46 años Pedro Pestana, entre la multitud en Fátima.

Muchos peregrinos durmieron en la explanada, otros llegaron desde la madrugada. Todos aplaudieron al momento de la canonización.

Luisa Pacheco, costurera de 48 años de Porto, cumplió la promesa hecha hace tres décadas. "Caí enferma y prometí a Nuestra Señora que vendría a Fátima si seguía con vida en el centenario de las apariciones", dijo.

Francisco fue el cuarto Papa que visitó Fátima en medio siglo, en una peregrinación de menos de 24 horas al popular santuario, que recibe millones de peregrinos al año. Uno de los lugares de mayor atracción de Europa.

Medjugorje

A bordo del avión que lo condujo de regreso a Roma, donde habló con los periodistas, el Papa Francisco se mostró muy crítico con las supuestas apariciones recientes de la virgen María en Medjugorje, un sitio que atrae cada año un millón de peregrinos a Bosnia Herzegovina.

En junio de 1981, seis niños y adolescentes bosnios contaron haber sido testigos de la aparición de la virgen María en esta pequeña localidad del sur de Bosnia. Algunos, ya adultos, aseguran que se producen apariciones cada día.

La mujer que se les aparece "no es la mamá de Jesús", lanzó el Papa en el avión.

Francisco, que siente una fuerte devoción por la virgen María, recordó que la investigación que está llevando a cabo el Vaticano dio lugar a "dudas" sobre las apariciones actuales en Medjugorje.

"Yo prefiero la madona madre, nuestra madre, y no la madona jefa de servicio, con gráficos y que envía mensajes todos los días (...). Esta mujer no es la mamá de Jesús", zanjó.

El Papa sin embargo subrayó que la Iglesia no puede ignorar a la muchedumbre que visita Medjugorje ni negar que los peregrinos hallen allí la fe. Hace poco le encargó a un arzobispo polaco que evalúe las necesidades pastorales de esos peregrinos.

Los pastores de Fátima, Francisco, de nueve años, su hermana Jacinta de siete y su prima Lucia dos Santos de 10, hace exactamente 100 años que habrían visto la primera aparición de la Virgen. Ocurriría cinco veces más, siempre los 13 de cada mes.

Considerados como perturbadores del orden público, fueron encarcelados, pero luego liberados por presión popular.

Lucia falleció en el 2005 con 97 años. Su proceso de beatificación comenzó en 2008.

A los niños, María les habría compartido varias profecías y entregado "Los tres secretos de Fátima".

A bordo del avión en que volvió a Roma, Francisco se mostró crítico con las supuestas apariciones de la virgen en Medjugorje

"A Trump lo escucharé y después le diré lo que pienso"

El Papa Francisco dijo ayer que en la reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevista para el 24 de mayo próximo en el Vaticano, le "escuchará", le dirá lo que piensa y buscará "puertas que no estén cerradas".

   Así respondió en la rueda de prensa en el avión a su regreso de Fátima, a una de las preguntas sobre cuál era su consideración sobre la política de Trump y las evidentes diferencias con algunos de sus mensajes en temas sensibles como inmigración o defensa del medioambiente.

   "Yo jamás hago juicios sobre una persona sin escucharlo, lo tengo que hacer. Yo le escucharé y diré lo que pienso", agregó el Papa ante los 70 periodistas que volaban con él.

   Para Francisco, lo importante en cualquier situación es "buscar las puertas que no están cerradas. Seguir adelante y paso a paso".

   Ante ello recordó que "la paz es artesanal y se hace cada día, así como también la amistad entre las personas".

    Al preguntarle si será "la paz" uno de los temas que abordará con Trump, Francisco aseguró que "hablará la paz con quien sea".

Comentarios