Tecnología
Lunes 20 de Febrero de 2017

Alemania pide a los padres que destruyan a Cayla por considerarla una "muñeca espía"

Cuando sale de su caja, Cayla hace preguntas a los niños: su nombre, el nombre de sus padres, a qué escuela asisten y el lugar en el que viven.

La Agencia Federal de Redes de Alemania prohibió en el país a la muñeca "Cayla", al considerar que el micrófono y la conexión de bluetooth integrados en el juguete lo convierten en un posible instrumento de espionaje no permitido por la ley.
"Objetos que ocultan cámaras o micrófonos y que pueden transmitir datos de forma inadvertida amenazan la esfera privada de las personas", manifestó en un comunicado el presidente de la Agencia, Jochen Homann.
La entidad pidió a los comercios que retiren la muñeca, pero dejando claro que no actuará contra los padres aunque la ley alemana de telecomunicaciones prohíbe la posesión de ese tipo de dispositivos, además de su fabricación y distribución.
Cuando sale de su caja, Cayla hace preguntas a los niños: su nombre, el nombre de sus padres, a qué escuela asisten y el lugar en el que viven.

muñeca2.jpg
El problema de "Cayla" radica en su conexión por bluetooth, que permite a cualquier persona escuchar y grabar la conversación que se mantenga con la muñeca sin necesidad de estar presente.
Su tecnología puede revelar datos personales si es objeto de un hackeo, como ya se ha comprobado en el pasado. Los investigadores dicen que los intrusos pueden utilizar sus funciones tecnológicas para escuchar y hablar con los niños, e incluso pueden escuchar lo que pasa a unos 10 metros de distancia de la muñeca. Cayla incluso puede responder a las preguntas de un usuario a través de su acceso a internet.

muñeca3.jpg
Por ejemplo, si un niño pregunta a la muñeca "¿cómo se le llama a un caballo recién nacido?", la muñeca puede responder "se llama potro".
Una vulnerabilidad en el software de Cayla fue revelada por primera vez en enero de 2015. Desde entonces surgieron varias quejas presentadas por grupos de consumidores en Estados Unidos y la Unión Europea. El grupo Vivid Toy, que distribuye a Cayla, dijo anteriormente que los casos dehackeo fueron detectados y tratados por especialistas para actualizar su software.

Comentarios