Información Gral
Miércoles 07 de Junio de 2017

Abuelas repudia que den prisión domiciliaria a un apropiador

Abuelas de Plaza de Mayo repudió ayer la decisión del TOF 1 de la ciudad bonaerense de La Plata de conceder el beneficio de la prisión domiciliaria al apropiador Carlos del Señor Hidalgo Garzón, investigado en una causa de lesa humanidad en la que se investigan los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada policial de la localidad de San Justo en tiempos del terrorismo de Estado, durante la última dictadura cívico militar.

Abuelas de Plaza de Mayo repudió ayer la decisión del TOF 1 de la ciudad bonaerense de La Plata de conceder el beneficio de la prisión domiciliaria al apropiador Carlos del Señor Hidalgo Garzón, investigado en una causa de lesa humanidad en la que se investigan los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada policial de la localidad de San Justo en tiempos del terrorismo de Estado, durante la última dictadura cívico militar.

"Los jueces Germán Andrés Castelli y Alejandro Daniel Esmoris decidieron otorgar el beneficio de la prisión domiciliaria a un represor y apropiador por el solo hecho de tener 72 años y estar estresado", sostiene un comunicado difundido por Abuelas.

La entidad defensora de los derechos humanos señaló que "el Tribunal Federal platense se apartó del contenido de los informes oficiales de los peritos médicos, quienes entendían que Hidalgo Garzón podía continuar su detención en una unidad penitenciaria".

El ex oficial del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército cumplirá su detención en la localidad de Castelar y su garante será María Francisca Morillo, su esposa, quien también fue condenada por la apropiación de Catalina de Sanctis Ovando, "lo que convierte a esta resolución en doblemente injuriosa", advirtieron desde Abuelas. No obstante, la resolución que otorga este beneficio aún no se hará efectiva porque Hidalgo Garzón se encuentra también a disposición del Juzgado Federal Número 1 de La Plata, que investiga los crímenes que cometió en el Centro Clandestino de Detención ubicado en la Comisaría Octava de la capital bonaerense. En 2013, este ex policía resultó condenado a la pena de 15 años de prisión y Morillo, a diez años, por la apropiación de la nieta restituida Catalina de Sanctis Ovando. "Las condenas fueron confirmadas por Casación a principios de este año. Sin embargo, ninguno de los dos pasó ni un solo día en prisión. Hoy el TOF 1 de La Plata entiende que Morillo puede oficiar como fiadora y garante de su cónyuge", protestó Abuelas en esta comunicación.

Comentarios